Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Le deniegan la RGI por presentar el pasaporte y no el DNI porque lo perdió

El Ararteko ha solicitado a Lanbide que revise la resolución por la que extinguió la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) y la Prestación Complementaria de Vivienda (PCV) a una mujer que había perdido el DNI, pero que acudió a las oficinas del Servicio Vasco de Empleo en varias ocasiones para identificarse.

La resolución del Ararteko hace referencia a la reclamación de una mujer que forma parte de una unidad de convivencia compuesta por cuatro generaciones de mujeres en exclusión social: bisabuela, abuela, madre e hija menor de edad, a quienes se les interrumpió el abono de las citadas prestaciones, "única fuente de ingresos para cubrir sus necesidades básicas, en junio de 2016".

Esta decisión fue adoptada por Lanbide después de requerir una serie de documentación a la mujer, que acudió a sus dependencias hasta en cuatro ocasiones para presentar dicha documentación o para justificar por qué no la tenía "en tiempo y forma".

En concreto, el problema surgió porque la perceptora de las ayudas sociales había perdido su DNI recientemente.

La primera vez acudió con el pasaporte, pero la persona que la atendió le dijo que sin el DNI o un certificado de la Policía no le aceptaba el resto de los papeles; la segunda vez llevó el citado certificado, pero sin el pasaporte, por lo que tampoco se recogió; en la tercera llevó el pasaporte, el certificado de la policía y la fotocopia del DNI, pero no aceptaron los documentos por no llevar el original, y la cuarta pudo entregar toda la documentación, pero, según Lanbide, fuera de plazo.

A juicio del Ararteko, queda probada la voluntad de la reclamante de colaborar con la Administración "en todo momento", así como "las dificultades que tuvo en el proceso para ser informada debidamente por Lanbide y responder a la demanda en tiempo y forma".

El Ararteko considera, por tanto, que no hay un incumplimiento de la legalidad y que la decisión de Lanbide es de "especial gravedad en las circunstancias concretas de la promotora de la queja", ya que se trata de una unidad convivencial "en exclusión social y alta vulnerabilidad, al estar formada por cuatro mujeres de distintas edades y generaciones".

Precisamente este es uno de los perfiles destacados por Lanbide como de los más afectados por la pobreza, en uno de sus diagnósticos realizados en 2017.

En su resolución, el Ararteko recoge el testimonio de la demandante quien informó de que su situación se había agravado porque el Ayuntamiento de San Sebastián le había denegado su solicitud de Ayudas de Emergencia Social que demandó para cubrir sus necesidades básicas durante la suspensión, previa a la extinción, de la RGI y la PCV.

Además, comunicó al Ararteko que la propietaria de la vivienda en la que residía junto con sus familiares había presentado una demanda judicial de desahucio por impago de renta

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?