Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Perdón y dinero

El PP de Biel Company tiene una inmejorable oportunidad para desmarcarse de la corrupción de la época de Matas pidiendo perdón y devolviendo lo sustraído

Si ha residido usted en Balears entre 2003 y 2007, sepa que pagó con sus impuestos las campañas electorales del Partido Popular. Y por si le quedaban dudas al respecto, que no creo, debería saber que Jaume Matas las ha disipado por completo con su confesión ante el tribunal del caso Over.

El ex president del Govern ha admitido la financiación irregular del PP balear. Reconoce que prevaricó, malversó caudales públicos e hizo fraude a la administración pagando con fondos públicos, con el dinero de todos, trabajos que la empresa Over Marketing realizó para las campañas electorales del PP en 2003 y 2007.

Eso sí, el ex president se libra de acumular más años de cárcel porque ha pactado con la Fiscalía sustituir la pena de dos años y medio de prisión por una multa de 18.000 euros. Hay quien asegura que sale barato financiar ilegalmente al PP. Otros dicen que la confesión no implica necesariamente autoría, porque la Fiscalía se lo ha puesto tan fácil a Matas que no ha tenido más remedio que admitir los hechos. ¿A usted le gusta el pacto de Matas con los fiscales? Si su respuesta es no, sepa que no está solo.

Matas asegura haber aprendido que él es culpable y responsable de la financiación irregular del PP balear. Le ha costado admitirlo, pero vivir en primera persona más de 20 causas judiciales acaba convenciendo a cualquiera.

Los partidos vuelven a exigir al PP que pida perdón y devuelva el dinero. Ya hay dos sentencias sobre la campaña electoral de los populares de 2007 confirmando la financiación irregular, y según un informe de la Sindicatura de Cuentas, el PP cobró indebidamente 153.000 euros de subvención electoral. El Govern del Pacto ya exigió hace año y medio a los populares que devolvieran a la Comunidad Autónoma esta cantidad, algo que hasta el momento no ha conseguido.

El PP de Biel Company tiene una inmejorable oportunidad para desmarcarse de la corrupción de la época de Matas pidiendo perdón y devolviendo lo sustraído.

Y si no pueden ser las dos cosas, adaptemos el refranero a este caso: “entre el honor y el dinero, lo segundo es lo primero”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?