Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El Consejo de Seguridad Nuclear reconoce que hay contaminación radiactiva en El Hondón

Fija seis zonas afectadas en todo el país aunque sin riesgo radiológico significativo para la población

'Cartagena Sí Se Puede' denuncia la inacción de la Administración en los terrenos contaminados /

El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha admitido oficialmente la existencia de seis zonas catalogadas como terreno contaminados por radiactividad, y lo hace porque España tiene pendiente desde 2008 la elaboración de un inventario de suelos afectados por vertidos radiactivos. Es decir, existe un limbo legal en el que el CSN —encargado de la seguridad nuclear en España— admite que hay suelos contaminados pero señala a la vez que no están declarados oficialmente.

Entre esas zonas contaminadas figura El Hondón, en Cartagena, donde se encuentran unos depósitos de lodos de fosfatos, con una extensión aproximada de 108 hectáreas, con presencia de Uranio-238. Sin embargo, el Consejo estima que no existe riesgo radiológico significativo para la población.

En un comunicado oficial, el supervisor afirma que el Ministerio para la Transición Ecológica está ya tramitando los cambios legales necesarios que facilitarán la aprobación del catálogo. Esto, según el CSN, "facilitará la puesta en marcha de las actuaciones pertinentes y necesarias para la declaración de los terrenos afectados por contaminación radiactiva y, en su caso, la determinación de las acciones de limpieza o restricciones de uso, o bien la declaración de libre uso".

El supervisor encabeza el listado por Palomares, en Cuevas de Almanzora (Almería), donde existen unas 40 hectáreas. También se refiere el CSN a 1.600 metros cuadrados con cesio-137 en las marismas de Mendaña, en el estuario del río Tinto en Huelva. Y las 1.200 hectáreas con radio-226 en el estuario del río Tinto en Huelva, antes de su confluencia con el río Odiel donde está la enorme balsa de fosfoyesos.

En las márgenes del Canal Real del Jarama, se encuentran ocho zanjas de longitud y profundidad variable, conocidas como las Banquetas del Jarama, con presencia de productos de fisión, habiéndose realizado determinaciones para Cesio-137 y Estroncio-90. Por último, en el embalse del Ebro situado en Flix, Tarragona, "se situaban lodos de fosfatos, con presencia de uranio-238".

El supervisor reconoce que todos son terrenos "que presentan radiactividad originada por actividades humanas". Pero, debido a la falta de un catálogo de suelos afectados, se da la paradoja de que "en este momento, no existe ningún terreno declarado como contaminado". El CSN recuerda que elaboró un borrador para acometer el catálogo, pero se "constató la necesidad de modificar la Ley de Energía Nuclear". Es decir, que para poder seguir adelante con ese inventario el Gobierno debía actuar, algo que no ha ocurrido durante la última década.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?