Últimas noticias Hemeroteca

Carreño cae en primera ronda en Shanghái ante el francés Paire

El tenista gijonés celebra no haber sufrido molestias en el abductor

Al igual que sucedió en su debut en las pasadas semifinales de la Copa Davis en Lille (Francia) hace un mes, el francés Benoit Paire se convirtió este martes en el verdugo del gijonés Pablo Carreño, quien quedó eliminado en la primera ronda del Masters 1000 que se disputa estos días en Shanghái.

Carreño, número 24 del mundo, perdió contra Paire, 62 en el ránking, por 6-3 y 6-4 en un partido que arrancó con mal pie, perdiendo su primer servicio y arrastrando la desventaja hasta que el francés se hizo con el set.

En el segundo, Paire también le rompió el servicio en el quinto juego y con ello definió su victoria.

Feliz por no tener molestias

Carreño regresó a las pistas en Shanghái tras un mes de reposo ya que en la Davis se resintió de su lesión en el abductor. El asturiano aseguró hoy que se va satisfecho de Shanghái porque durante el partido no ha sentido molestias de la lesión que lleva meses persiguiéndolo y que lo ha tenido varias semanas sin competir.

"Estoy contento porque de la lesión me he sentido bien, no he notado el abductor en ningún momento y ese era el principal objetivo", apuntó a Efe.

La suya, explicó, "es una lesión complicada, que no sabes cuánto tiempo te va a tener parado" y tras volver a las pistas "siempre se nota cuando empiezas otra vez después de tanto tiempo". "Creo que he notado un poco eso", añadió.

"Estaba muy fatigado después de puntos largos, se me ha cargado un poco la espalda también, lo normal cuando no compites tanto tiempo y empiezas de nuevo", insistió el tenista, quien aseguró que "las sensaciones han sido buenas" y destacó que el francés ha jugado muy bien.

El jugador decidió venir a Shanghái, explicó, porque ya se encontraba "al cien por cien" y espera poder tener buenos resultados durante las tres semanas que le restan a su temporada, con competiciones como el Torneo de Viena y el Masters 1000 de París.

"Voy a intentar jugar las tres semanas. Espero que físicamente aguante y a ver si acabo con buenas sensaciones", apuntó.

Con el adiós de Carreño, los únicos españoles vivos en el torneo son Albert Ramos y Roberto Bautista.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?