Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Baraka pide al Ayuntamiento de Madrid que paralice obras del Edificio España

Grupo Baraka, del empresario afincado en Murcia Trinatario Casanova, ha pedido hoy al Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid y a los juzgados de Primera Instancia de la capital paralizar las obras del Edificio España, en el que Riu prevé abrir un hotel con zona comercial.

En un comunicado, Baraka asegura que se ha visto obligada adoptar esta "difícil decisión" ante la "inexplicable" negativa de Riu a llevar a cabo obras de refuerzo en el edificio y acusa al grupo hotelero de primar la reducción de costes y plazos a la seguridad.

Según la misma fuente, el estudio RCCyP ha renunciado a la dirección facultativa de los trabajos por la negativa de la propiedad de ejecutar "todas las obras de refuerzo y consolidación estructural para adecuarlo a la normativa vigente y que podrían poner en peligro la estabilidad del edificio".

Baraka sostiene que la promotora ha decidido llevar a cabo las obras al margen del "informe de resultados del estudio realizado sobre los condicionantes que la arquitectura y cimentación del edificio España imponen a su rehabilitación, fecha 9 de febrero de 2017", redactado por INTEMAC (Instituto Técnico de Materiales y Construcción).

Dicho informe, advierte, recoge la necesidad de hacer refuerzos en todo el edificio y sus indicadores fueron incorporadas en la redacción del Proyecto Básico de Obras de Consolidación que sirvió de base a la concesión el 31 de Marzo de 2017 de la preceptiva licencia que solicitó Grupo Baraka, sin la que no podrían haber comenzado siquiera las obras cuya suspensión ha pedido hoy.

El pasado 3 de septiembre, Riu aseguró que estaba acometiendo las "obras de remodelación y mantenimiento pertinentes para reforzar la estructura y garantizar la conservación" de las fachadas "laterales y frontal" del Edificio de España, "conforme establece la Ley de Protección de Edificios Históricos".

La cadena hotelera respondía así a Casanova, quien la acusó de no construir el inmueble conforme a lo que "estaba pactado".

El 21 de agosto, Baraka informó de que había demandado a la hotelera, a la que le vendió el edificio en junio de 2017, ante los juzgados de Madrid por incumplimiento de contrato ante la negativa de Riu a escriturar 15.000 metros cuadrados comerciales del inmueble comprometidos a favor de Baraka Renta. Entonces dijo que pediría la paralización cautelar de las obras.

Ese mismo día, Riu informó de que había iniciado negociaciones para vender dicho área comercial a un fondo y aseguró que no era cierto que Baraka tuviera derecho de compra sobre la misma.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?