Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 19 de Julio de 2019

Otras localidades

El Ayuntamiento le 'pone precio' al mobiliario para evitar el vandalismo

Durante un mes se repartirán 500 carteles por la ciudad con lo que cuesta reponer el mobiliario

Juanjo Alonso, concejal de Servicios Municipales. /

¿Saben los almerienses lo que cuestan los bancos o las papeleras de la ciudad? ¿Y lo que cuesta el vandalismo? El equipo de Gobierno municipal cree que no y, al igual que ya se lleva tiempo realizando en otras ciudades, ha apostado por poner en marcha una campaña de concienciación en la que se les pone precio a cada uno de los elementos del mobiliario urbano que suelen ser los protagonistas de destrozos indiscriminados.

 

Esta campaña repartirá por toda la ciudad un total de 500 carteles que durante un mes recordarán que adquirir un contenedor de gran tamaño le supone a las arcas municipales, es decir, al bolsillo de todos los almerienses, un desembolso de 1.100 euros; que comprar un banco supone gastar 250 euros o un árbol 190 euros; que las farolas rondan los 900 euros o que por cada semáforo roto hay que pagar 2.400 euros para su repuesto; o que algo tan simple como destrozar una papelera le cuesta al Ayuntamiento 180 euros para una nueva.

 

Considera el concejal de Servicios Municipales, Juan José Alonso, que tocando el bolsillo quizá se pueda conseguir lo que hasta ahora parece imposible, frenar el vandalismo en la capital almeriense. Hace cuentas el edil y durante los primeros nueve meses de 2018 el reponer arbolado, flores de temporada, arquetas y material de riego ha supuesto un desembolso de 14.000 euros en parques y jardines. En destrozos en mobiliario urbano se gastaron 16.810 euros en la compra de repuestos para 42 papeleras y 32 bancos.

 

El gasto en reposición de arquetas de Aqualia ascendió a 14.000 euros, mientras que en contenedores se alcanzan los 119.600 euros ya que se han quemado 119 de ellos.

 

Por último, dentro de los cálculos municipales para esta campaña en la que no se han incluido las playas, los desperfectos que se han producido en fuentes ascienden a 17.150 euros.

Grandes daños

Todos los daños patrimoniales que se han producido entre enero y septiembre muestran que el vandalismo ha costado ya 181.560 euros a las arcas municipales.

 

Explicaba el concejal de Servicios Municipales que uno de los puntos en lo que más ha crecido el vandalismo es en las fuentes donde de los 2.750 euros de 2017 ya son 17.150 este año principalmente por los importantes daños que sufrió la fuente de la Plaza de San Pedro cuya reparación “va a costar 6.000 euros y que está pendiente de que llegue la pieza de mármol que compone la copa y que está hecha a mano”, y los que supuso “el robo de 38 focos en la fuente de la plaza Francisco Javier Sainz Sanz”.

 

A lo que no se le ha puesto precio es al destrozo en las esculturas que hay repartidas por las calles de la capital. Explica Alonso que “no se puede poner un precio ya que depende mucho del destrozo que sufra” y por tanto se ha hecho un llamamiento a su conservación y cuidado pero sin ponerle un referente económico en la cartelería.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?