Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

¿Quién cuida al cuidador? Consejos para mejorar la labor asistencial

A menudo las personas dedicadas al cuidado de otras sufren estrés, depresión o ansiedad. Lo analizamos en el espacio Escuela de Salud de la SER

La tarea más importante de los cuidadores es cuidarse a sí mismos. /

¿Cómo cuidar al cuidador? Tal vez el propio cuidador sea el último en hacerse esta pregunta olvidándose de sí mismo en pro de las personas a las que cuida. Desde profesionales del ámbito socio-sanitario hasta personas con mayores o dependientes a su cargo, pueden sufrir una serie de síntomas que afectan a su día a día. En el espacio Escuela de Salud que coordina Beatriz Hernández, trabajadora social de la Asociación Parkinson Cuenca, y que se emite los lunes cada quince días en Hoy por Hoy Cuenca, hemos reflexionado sobre cómo cuidar al cuidador y hemos dejado algunos consejos.

'Escuela de Salud' en Hoy por Hoy Cuenca. / Paco Auñón

La tarea más importante de los cuidadores es cuidarse a sí mismos. Es una parte que se les olvida, ya que están inmersos en el cuidado del enfermo. ¿Cuál es la principal sintomatología en la que detectamos que el cuidador está mal? Los cuidadores pueden experimentar períodos de estrés, ansiedad, depresión y frustración.

Estrés

¿Cómo reconocer las situaciones o signos de estrés? Por ejemplo:

- Sentirse agotado todo el tiempo.

- Enfermarse más de lo habitual.

- No dormir lo suficiente.

- Sentirse impaciente, irritado u olvidadizo.

- No disfrutar de las cosas que antes le gustaban.

- Aislarse de las personas.

En algunos casos se llega a sufrir el llamado Síndrome del Burnout, que aparece en profesiones generalmente sanitarias, y sobre todo en cuidadores. El termino viene del inglés y tiene su traducción como el "síndrome del quemado".

Los cuidadores pueden experimentar períodos de estrés, ansiedad, depresión y frustración. / Getty Images

Depresión

Los síntomas de depresión incluyen sentimientos de tristeza y desesperanza. Otros signos de advertencia para detectarlos, pueden ser:

- Pérdida del apetito o alimentación excesiva.

- Problemas para dormir, como no poder dormir o dormir demasiado.

- Falta de energía.

- Pérdida de interés en actividades placenteras o abandono de la red social natural.

- Problemas para concentrarse, con la memoria y para tomar decisiones.

- Sentirse irritable e inquieto.

- Llanto excesivo.

- Dolores de cabeza o síntomas físicos constantes y sin motivo que no mejoran con el tratamiento.

- Beber alcohol en exceso o aumentar el consumo de medicamentos para cambiar el estado de ánimo.

La mejor medicina para los cuidadores es tener las emociones en regla. / Cadena SER

Ansiedad

La ansiedad es una respuesta común y normal a una situación estresante, como cuidar a una persona. Sin embargo, demasiada ansiedad puede ocasionar problemas de salud e interferir en las actividades diarias, como podrían ser:

- Nerviosismo o impaciencia.

- Mayor tensión muscular o sensación de tensión.

- Dolores de cabeza.

- Enojo o irritabilidad constantes

- No poder dormir.

- Demasiadas preocupaciones

¿Cómo manejar la depresión y la ansiedad?

- Planifique actividades placenteras con familiares y amigos.

- Unirse a grupos de apoyo para cuidadores.

- Participe en actividades que lo hagan sentir feliz y reconfortado.

- Hacer ejercicio, aunque sea apenas de 10 a 15 minutos cada vez.

- Practique técnicas de relajación, como meditación y yoga.

¿Dónde podemos buscar ayuda?

“La familia y la red social, son los factores más importes para poder estar mejor. Pero en muchas ocasiones, aunque parezca mentira los cuidadores no quieren hablar con la familia, por no preocuparlos, porque no saben expresar emociones, etc.”, explica Beatriz Hernández. “También podemos buscar ayuda profesional, tanto en el médico de atención primaria, como en asociaciones que nos ayuden a sobrellevar esa situación, con o sin medicación, dependiendo lo que los profesionales de referencia nos refieran o prescriban.

Los cuidadores deben prestar especial atención a su salud emocional y mental. Varios estudios han demostrado que estos se encuentran en mayor riesgo de sufrir depresión y ansiedad.

Como conclusión: la mejor medicina para los cuidadores es tener las emociones en regla y eso no es tarea fácil.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?