Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Las profesiones que se extinguirán con la tecnología

Muchos de los que se consideraban los más progres de los 70 se han convertido ahora en azote del cambio

Las profesiones, los oficios y los puestos laborales han ido evolucionando continuamente a lo largo de los tiempos. La diferencia ahora es que lo hacen de forma mucho más drástica y en mucho menos tiempo.

Menos tiempo para darnos cuenta de que todo a nuestro alrededor laboral cambia, de que las cosas que antes hacíamos y por las que éramos valorados, ya no lo son tanto; menos tiempo para reconducir nuestra carrera, de actualizar los conocimientos y competencias que tenemos, de lograr la actitud mental que nos lleve a considerar todo esto como un reto, como una oportunidad, en lugar de como una amenaza.

Es posible que tu trabajo esté cambiando, pero si te gusta, difícilmente tendrás que abandonar tu profesión. Sin embargo, hay riesgos: muchos de los que se consideraban los más progres de los 70 se han convertido ahora en azote del cambio.

De forma inmediata, los trabajos que más sufrirán son los que requieren un esfuerzo físico muy grande, los que se pueden mecanizar fácilmente y los relacionados con la atención al cliente para cosas muy, muy concretas: cajeros de supermercados, ventas de entradas, cajeros de banco. Cada vez más se opta por acceder a estos servicios a través de alguna aplicación móvil o plataforma online, desde cualquier sitio, en cualquier momento, sin colas y con ofertas más suculentas.

Igual ocurre con cualquier sector que se niegue a incorporar las ventajas y mejoras en los servicios que las nuevas tecnologías aportan. Así pues, los taxistas, al menos tal y como los conocemos, están abocados a la extinción. Eso sí, siempre hará falta algún tipo de transporte público y los coches autónomos todavía están un poco lejos de ser viables. Es solo cuestión de entender las nuevas necesidades de los clientes y reorientar el negocio para que vuelva a resultar atractivo.

En esta misma situación se encuentran muchos de los operarios y cuadros intermedios de cualquier profesión. Ahora las tecnologías hacen que cada vez haga falta menos intermediarios entre la creación y la ejecución del servicio o producto. Sin embargo, aunque realizando nuevas tareas, siempre habrá un lugar para aquél que sepa cómo ser útil dentro de esta cadena de procesos.

Hay muchas otras profesiones que sufrirán un gran impacto y que, quizá a fecha de ahora, todavía no sea tan evidente. Una de las más amenazadas es el Derecho. Los abogados utilizan un lenguaje en el que se busca la menor ambigüedad posible, cada vez más necesitan bucear entre cientos de miles de documentos y, para colmo, tienen que ser especialistas en temas muy diversos, incluso dentro de una especialidad concreta. Este es justo el escenario en el que mejor se mueven los ordenadores y los actuales software de inteligencia artificial. En los grandes bufetes ya trabajan con estos sistemas desde hace tiempo, como si de un colega más se tratase: útil, funcional, rápido, preciso, no provoca conflictos, no necesita llevarse los méritos, siempre dispuesto para ayudar,... Vamos, el compañero de oficina perfecto.

Y así podríamos seguir analizando profesión por profesión para ver que difícilmente alguna de ellas se librará de los cambios.

Lo mejor que ahora mismo podemos hacer es hacernos conscientes del cambio. Demos por hecho que así será. Una vez asumido esto, estemos pendientes de estos cambios, de las tendencias y de las nuevas necesidades, gustos y sensibilidades. Claro está que todo esto tiene que servir para que no nos cojan a traspié y para ello es fundamental que nos vayamos formando, reciclando, reinventando..., lo que mejor nos siente.

El mejor consejo que podemos dar es: no seas parte del problema y estudia cómo puedes aprovecharte de las nuevas tecnologías para mejorar tu trabajo, tu profesión, tu oficio, y conviértete en parte de la solución realizando nuevas propuestas y simplificando procesos.

SER 3.0 #32

Está semana reflexionaremos sobre este tema que nos importa, o al menos debería hacerlo, e incumbe a todos. Mejor no te lo pierdas.

Francisco Maciá es doctor Ingeniero en Informática y profesor titular en el Departamento de Tecnología Informática y Computación de la Universidad de Alicante.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?