Últimas noticias Hemeroteca

La Asociación Madrileña de Enfermería denuncia un nuevo intento de privatización sanitaria

A través de la Ley de Salud Pública, que se encuentra en fase de alegaciones, el gobierno abre la puerta a la creación de Agencias Privadas que, según la norma, podrán encargarse desde intervenciones formativas hasta investigación. La Consejería asegura que solo se trata de dar un sello de calidad a entidades que ya realizan estas funciones

Alda Recas, Portavoz de AME, en el centro. /

AME (Asociación Madrileña de Enfermería) ha presentado más de una decena de alegaciones a la Ley de Salud Pública que quiere aprobar el gobierno de Angel Garrido. La más controvertida es la que hace referencia al artículo 76 de la norma 'La Comunidad de Madrid, a través de la consejería con competencia en sanidad, reconocerá la condición de Agencia Privada de Salud Pública a aquellas entidades sin ánimo de lucro que voluntariamente lo soliciten'. Esto, asegura la portavoz, Alda Recas, vuelve a dejar claras las intenciones del PP: "Algo tan importante para la salud de los madrileños como es la promoción de la salud, las intervenciones formativas, educativas o investigadoras en materia de salud pública pretenden dejarlo en manos privadas creando por ley estas agencias".

Dentro de este mismo artículo, en la definición de las condiciones que deben contar los organismos que quieran convertirse en Agencias Privadas de Salud Pública, se exige que garanticen su independencia en la promocion de productos comerciales relacionados con la salud y el cuidado personal, específicamente de medicamentos, productos sanitarios, alimentarios, dietéticos o cosméticos. "No se especifica, dice Recas, cómo pueden garantizar esta independencia, realmente no se les exige nada. Esto debería ser ilegal sobre todo en un país en el que los lobbies no están regulados. Todos conocemos casos de sociedades científicas, de mucho prestigio, que reciben apoyo económico de laboratorios farmacéuticos o de grandes marcas de la industria alimentaria."

En sus alegaciones a la Ley de Salud Pública, AME rechaza rotundamente "dejar en manos privadas el manejo de uno de los determinantes más importantes de la salud, pero también hemos querido destacar la ausencia de las enfermeras en el proyecto cuando nuestro colectivo es uno de los más implicados en promoción, prevención y vigilancia del estado global de los madrileños".

La Consejería asegura que solo se trata de dar una de sello de calidad a entidades que ya realizan estas funciones como Cruz Roja o la Asociación Española Contra el Cáncer. Cualquier empresa que cumpla las condiciones, asegura Juan Martínez, Director General de Salud Pública, podrá pedir convertirse en Agencia Privada de Salud Pública con tal de firmar una Declaración Responsable.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?