Sociedad

Una Rambla abierta al mar y con más espacio para los peatones

El Ayuntamiento de Barcelona invertirá 37 millones de euros para reformar la Rambla

Aspecte de la nova plaça prevista davant del Palau de la Virreina(Ajuntament de Barcelona)

El Ayuntamiento de Barcelona y km-ZERO, el equipo ganador del concurso de transformación de la Rambla, han hecho público este viernes el anteproyecto de reforma de la Rambla. Este anteproyecto prevé una inversión total de 37 millones de euros. 1,4 millones serán para desarrollar estrategias para potenciar el papel cultural de este paseo y mejorar el impacto que tiene el turismo; y los 35,6 millones restantes serán para ampliar el espacio para los peatones, poner más árboles o reubicar los quioscos y las floristerías para que dejen de estar los unos frente a los otros.

Una particularidad de este proyecto de reforma es que se ha hecho a través de un proceso participativo entre ciudadanía, administración y técnicos.

Más espacio para los peatones

En concreto, según este anteproyecto que se ha hecho público en un acto en el Liceo, la nueva Rambla tendrá aceras laterales de, al menos, tres metros. Ahora en algunos tramos tienen 90 centímetros -por ejemplo delante de la Iglesia de Belén-. El tronco central será de entre 11 y 30 metros de ancho, según el tramo. Los coches tendrán sólo un carril de circulación a cada lado de 3,5 metros de ancho y un cordón para carga y descarga que será reversible.

Un parque abierto al mar

Uno de los cambios destacados de la reforma prevista por el Ayuntamiento es la creación de un gran parque a la altura de Colón-Drassanes. Será una nueva zona de estancia con árboles y otros tipos de vegetación que unirán el paseo y el lado mar. Según la teniente de alcaldía, Janet Sanz, "hace demasiado tiempo que la Rambla vive de espaldas al mar y era un reto fundamental invertir esta situación y que la Rambla se abriera al mar recuperando el espíritu de aquella apertura que hizo la ciudad de Barcelona antes de los juegos olímpicos".

Se reordenan quioscos y floristerías

El anteproyecto de la nueva Rambla también propone reubicar los quioscos y las floristerías. Ambas instalaciones irán entre árboles, evitando que queden las unas frente a las otras. Las paradas de flores irán todas a la Rambla de las Flores-San José, donde han estado históricamente.

También se propone sustituir el pavimento con unas baldosas más pequeñas que las actuales y que tengan una tonalidad y textura similar por todo el ancho del paseo.

Más cultura, menos turismo, más vecinos

A nivel de usos, el proyecto tiene como objetivo recuperar y diversificar los usos de la Rambla. Se trabajará para gestionar mejor la afluencia turística y que los vecinos se la vuelvan a hacer suya como espacio de paseo y ocio. También se quiere potenciar el carácter cultural de este paseo. Se propone, por ejemplo, que haya cuatro puntos de información de lo que se hace en el CCCB, el MACBA, la Filmoteca, el Teatro del Liceo, etc. Y que la Rambla sea declarada espacio de excepcionalidad cultural.

La reforma también prevé un espacio para el memorial dedicado a las víctimas del atentado del 17 de agosto de 2017, pero los detalles los pactarán con sus familiares. La redistribución de las terrazas de los bares y restaurantes también se tiene que terminar de discutir con los restauradores.

Las obras comenzarán a finales de 2019

Si no hay cambios, las obras comenzarán a finales del año que viene o principios del 2020 y se dividirán en cinco fases, de un año y medio cada una, empezando por Colom y terminando en Canaletes.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00