Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Otras localidades

Reserva previa, vía telemática, para entrar en la Cova Tallada

Este verano se ha detectado una media de 437 visitas, por las mañanas, de lunes a viernes

Interior de la Cova Tallada. /

La Cova Tallada registró, este verano, una media de 437 visitantes por las mañanas, de lunes a viernes.

Así se desprende del trabajo llevado a cabo por la estudiante de Biología, Lara Juan Morant, y del que se hace eco el Boletín número 3 del Parque Natural del Montgó.

En este boletín, en el sección de noticias, extrae un recuento de afluencia a esta cueva, ubicada en el linde entre los términos de Xàbia y de Dénia.

El estudio se realiza entre el 15 de julio y el 15 de septiembre, que es la época en la que se produce un mayor número de visitantes.

Durante esos meses, se realizó un recuento de visitantes solo por la mañana, entre las 9 y las 14 horas. En casa salida se anotó el nombre de personas, así como el número de kayaks que llegaron hasta la Cova Tallada.

Y es que, según se indica en el estudio, dichas embarcaciones podrían alterar los arrecifes de los vermétidos, una comunidad de moluscos catalagados como Hábitats de Interés Comunitario.

Según se desprende del estudio, durante las fechas señaladas se observó una media de 437 visitantes, por las mañanas, de lunes a viernes. Los fines de semana no se contabilizaron las visitas.

El tramo horario en el que se produjo mayor afluencia de gente, fue entre las 11.30 y las 12.30 horas, con 129 personas.

El número medio de kayaks diarios fue de 88.

Reserva previa telemática

Estas cifras están muy lejos de las indicadas en el estudio de capacidad de carga realizado por la Universidad de Alicante, encargado por la Conselleria, y que se dio a conocer en la Junta Rectora del PN del Montgó de junio de este año.

En el mismo, se limitaba la entrada a la Cova Tallada a 71 personas de forma simultánea, tanto senderistas como aquellos que acceden por mar, y 355 personas al día.

Un cupo que se aplicará a partir del próximo verano, 2019.

Y es que la alta afluencia de visitantes a este enclave está provocando accidentes, el deterioro de los accesos y de la propia cueva.

Para evitar esta masificación y poner remedio a esta situación, desde la dirección del Parque Natural se siguen tomando medidas, siguiendo las directrices de ese estudio de carga.

Así, a partir del año que viene, se implantará un sistema de entrada para reserva previa, vía telemática, para la temporada de verano (del 1 de junio al 15 de septiembre), con unos máximos establecidos.

Por otro lado, mejora del trazado de la senda de acceso.

En tercer lugar, establecimiento de un convenio con las empresas de kayaks para operar en la cueva.

Y racionalización del tráfico de vehículos en los accesos.

También se ha iniciado un estudio para realizar un seguimiento del estado de las comunidades de vermétidos, de la parte marina de la cueva.

De todas estas acciones restrictivas también se informa en el último boletín editado por el PN del Montgó.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?