Economia y negocios
Patrimonio cultural

Las tamboradas, declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Córdoba, Teruel, Valencia, Castellón, Murcia y Albacete se inlcuyen en la lista total de tamboradas y repliques de tambor que ha aprobado la UNESCO

Delegación del Gobierno CV

Valencia

Las tamboradas, repliques rituales prolongados y acompasados de miles de tambores que redoblan repetidamente -típicas de las celebraciones católicas de la Semana Santa- han sido declaradas, este jueves 29 de noviembre, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, según ha informado la UNESCO.

Así, explica que la inscripción de las tamboradas en la lista reúne lugares que ocupan una gran parte de la geografía española de norte a sur y que comparten un idioma común, a través de la organización de rituales grupales de tambores y bombos. Las distintas comunidades y grupos se asocian en el Consorcio Nacional de los Pueblos del Tambor y el Bombo de España.

Así han recibido la noticia

Se dan tanto de día como de noche, en numerosos espacios públicos de pueblos y ciudades y contribuyen a crear un ambiente "sonoro, fascinante y cargado de emoción, que suscita en las comunidades sentimientos de identidad y comunión colectivas".

Los miembros más experimentados de los grupos de tamboreros se encargan de transmitir las prácticas y conocimientos correspondientes a los más jóvenes, comunicándoles un fuerte sentimiento de pertenencia al grupo.

Por último, la UNESCO subraya que su transmisión intergeneracional también se efectúa mediante la organización de tamboradas nacionales e infantiles, de concursos diversos y de talleres de aprendizaje del repique o de confección.

Tradición

Las tamboradas son típicas de gran parte de la geografía española, pero las que integran esta candidatura se encuentran en localidades de las provincias de Córdoba, Teruel, Valencia, Castellón, Murcia y Albacete.

En el caso de Córdoba, se trata de la localidad de Baena; en Teruel, las de Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda y Urrea de Gaén; en Albacete, Agramón, Hellín y Tobarra; en Valencia, Alzira; en Castellón, l'Alcora y en Murcia, Moratalla y Mula.

Esta manifestación musical suele formar parte de las celebraciones católicas de Semana Santa y, según el criterio de la Unesco, "revisten una significación especial en función de los lugares, días y momentos en que se ejecutan".

"Independientemente de que tenga un carácter religioso o civil, devoto o lúdico, este elemento del patrimonio cultural engendra sentimientos de respeto mutuo entre sus practicantes", puntualizó.

El organismo resaltó el valor de comunidad y convivencia que conlleva este ritual, y la transmisión intergeneracional.

La Convención de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) anunció la decisión en su reunión de Port Luis (República de Mauricio), donde examina esta semana varias candidaturas para su Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

España tiene 15 manifestaciones inscritas en esta lista, entre las que se encuentran el flamenco, las Fallas de Valencia, los "castells" o los patios de Córdoba.

Además, la Unesco también decidió esta semana inscribir en esta lista el arte de construir muros en piedra seca, tradicional en zonas rurales de España, pero también de otros países europeos como Croacia, Chipre, Francia, Grecia, Italia, Eslovenia y Suiza.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad