Últimas noticias Hemeroteca

Cuarta victoria consecutiva de Osasuna en el Sadar

Un gol en el 90 de Iñigo Pérez da 3 puntos importantes a los rojillos para no descolgarse en la lucha por el playoff

Celebración gol de Osasuna /

Con el cuarto árbitro mostrando en el cartelón los 3 minutos de añadido. Con la afición de Osasuna lamentándose de la ocasión clarísima salvada por Juan Carlos a bocajarro ante Nacho Vidal. Con los más listos de la clase Roberto Torres y Rubén García sacando rápido el córner en corto. Con la zaga del Lugo pillada en el renuncio. Con el Sadar apretando como casi siempre. Con el máximo asistente rojillo Rubén García poniendo el balón en el área. Con Iñigo Pérez que volvía 2 meses después de su lesión rematando con su pierna mala a portería. Con un balón haciendo un extraño camino de las redes. Con la explosión de alegría tras entrar el balón en la portería del Lugo. Con un sinfín de emociones vividas en ese instante. Solo así se puede explicar lo vivido en el Sadar en ese último minuto de juego.

Así consiguió Osasuna encadenar la cuarta victoria consecutiva en el Sadar. Cuarto triunfo en los últimos 5 partidos de liga disputados. 3 puntos que le permiten seguir en la dura pelea de esta temporada por meterte en puestos de playoff. Con unas puntuaciones de los equipos de la zona alta de la tabla bastante superiores a los de otras temporadas por estas fechas. Sin ir más lejos, Osasuna en estas fechas con los mismos puntos estaba quinto en puestos de playoff y este año es octavo a 2 de los puestos de promoción. Y queda claro que solo con lo de casa no basta. Pese a los espectaculares números como locales con 6 victorias y 2 empates en 8 partidos. Con 20 puntos sumados de 24 posibles no es suficiente para estar en la pelea. Hay que sacar partidos también fuera. Y la primera oportunidad el próximo sábado en el Carlos Belmonte ante un rival directo como el Albacete.

Eso sí, para tener opciones de playoff, Osasuna todavía tiene mucho por mejorar. Especialmente en defensa donde el equipo sigue concediendo demasiado. El Lugo demostró en el Sadar porqué está solo un punto por encima del descenso. Los gallegos acumulan cuatro partidos sin marcar lejos del Anxo Carro. Y en Pamplona las tuvieron de todos los colores. A la contra pudo llevarse el partido el Lugo pero unas veces por paradones de Rubén Martínez y otras por falta de acierto en el remate, se llegaba al descanso con empate a cero y gracias.

Si algo tiene Jagoba Arrasate, y no es nuevo de aquí, sino que ya viene de sus años en el Numancia, es que pelea los partidos hasta el pitido final. La fe que transmite a su plantilla y que ha permitido ya esta temporada varias remontadas volvió a ser clave ante el Lugo. El técnico metió en el descanso a Iñigo Pérez por Aridane retrasando a Oier de central. Volvió a cambiar el sistema con la entrada de Nacho Vidal para jugar con carrileros. Y metió a Xisco como delantero centro por Juan Villar para buscar ese gol de la victoria. Un tanto que llegó en el último instante para delirio del Sadar. Un estadio que vuelve a ser el fortín que en su día fue y todo gracias a la fe. El que la sigue la consigue y aquí no se especula. Otra vez quizá la moneda caiga del otro lado pero con el equipo empujando con el Sadar así, la victoria siempre estará más cerca.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?