Últimas noticias Hemeroteca

Borja Ruiz y el jugar de memoria de Unicaja Almería

"No se sabe quién va a salir de titular hasta la charla antes del partido"

Borja Ruiz en acción de remate. /

Regresa Piero Molducci, lo cual le dibuja una sonrisa en la cara al comentarlo, y además no lo hace solo puesto que el técnico italiano entrará de en el Moisés Ruiz de nuevo junto a dos viejos conocidos, Héctor Salerno y el último refuerzo pitiuso, ‘un tal’ Juanmi González. Por lo tanto, Borja Ruiz sabe que tiene razón cuando lo primero que hace es un llamamiento a la grada: “Pese a ser puente, la gente sabe que será un partidazo, con nosotros invictos y con ellos aspirando a todo, además con personas que han estado aquí para completar un ‘partido grande’, de mucha atracción, de los que da gusto tanto jugar como ver, así que la grada estará llena y estamos seguros de que así será, confiando en ellos y ellos en nosotros”.

Sin “ninguna queja” por el ambiente vivido hasta ahora en la temporada, “porque la afición está viniendo en buen número incluso a los partidos que puedan pensarse de menos nivel, lo que la plantilla agradece de corazón”, este sábado es fecha de las señalas: “Un rival muy duro que vienen jugando muy, muy, muy bien, como se está demostrando, con la vuelta de Piero y lo que supone su mano en Ibiza; estoy seguro de que están entrenando como es Piero, sin parar, y de que tienen ganas de ganarnos; van a venir aquí a darlo todo, tienen jugadores muy buenos y por ello tenemos que jugar muy bien si queremos ganar el partido, que es muy importante para nosotros”.

Hombre por hombre, un siete espectacular amenaza el Moisés.
Eso sí, lo que por ahora marca la diferencia es la amplitud del banquillo ahorrador: “Tiene un buen colocador, atacantes muy fuertes, Juanmi, al que conocemos bien, como también a Héctor, que también estuvo aquí, Chemi es un buen central…, tiene un buen equipo, no cabe duda, pero la suerte que tenemos nosotros este año es la plantilla, ya que al final da igual el que juegue; no se sabe quien juega, y cuando juega uno, lo bueno que tenemos es que si falla entra otro que lo va a hacer igual o mejor, y esa es una ventaja”. Todos están preparados para una dura batalla: “Que no tengamos que hacer ningún cambio y se gane 3-0, pero no es lo esperado, sino un partido muy complicado, largo e intenso que ojalá ganemos”.

Eso sí, el equipo a batir es Unicaja Almería con ocho de ocho victorias, “es lo que queríamos al principio”, confiesa Borja, que insiste en que “no se sabe quién va a jugar, Manolo cada vez lo tiene más complicado, todos los jugadores quieren jugar y demuestran en los entrenamientos que pueden hacerlo, y hasta la charla previa al partido Manolo no lo tiene tampoco muy claro, pero es su papel, sabiendo que ponga quien ponga lo va a hacer bien”. Muy en piña, “confiamos el uno en el otro” y la rivalidad es bien entendida: “Hay que saber diferenciar, somos profesionales y por mucho que nos cabreemos, yo con Almansa por ejemplo, que es mi hermano, acaba el entrenamiento y nos vamos a cenar, voy a su casa o viene a la mía”.

Gráficamente el central lo define como “romperse la cabeza en la pista” porque, ni más ni menos, “si se quieren ganar cosas hay que hacerlo así”. En esa línea, sin dudas, “están saliendo entrenamientos muy buenos, muy intensos, con nivel muy, muy alto, y eso es fundamental porque al final se compite como se entrena; en ese aspecto, luego competimos muy bien”. En tono jocoso dice que “Jorge Soriano a veces se tensa un poco porque piensa ‘aquí se me lesionan unos cuantos y ya se monta el lío”, pero espera “seguir así y entre todos saldrán las cosas”. Este año se nota un poso en el fondo: “Trabajamos muy bien y muy fuerte, Manolo se encarga de preparar muy bien tácticamente los partidos y los resultados están llegando”.

Eso se traduce en que “sabemos en cada momento lo que se tiene que hacer, el bloqueo cómo se tienen que mover… nosotros marcamos una serie de jugadas en cada punto, Manolo lo insiste mucho, que sea en cada punto que marquemos todo lo que vamos a hacer, todo lo que hemos visto y hemos trabajado, entonces eso lo estamos mecanizando mucho y es básico porque el equipo se organiza” ,confiesa Borja Ruiz: “Tocamos muchos balones en bloqueo y los defendemos, y en otras ocasiones no hemos tenido esa organización tan estricta como Manolo requiere, lo estamos llevando a cabo y se está viniendo muy bien a todos, porque todos saben cómo tienen que moverse, la estructura del equipo se mueve muy bien”.

Todo ello se quiere hacer valer en el tramo definitivo de la primera vuelta:“Ahora vienen tres partidos complicados, a Ibiza le sigue Canarias, que viene jugando muy bien, con jugadores que están rindiendo a un nivel muy alto, la verdad es que me están sorprendiendo, y la salida es muy complicada, un 22 de diciembre en Santander hay que jugar, ¿eh?, con el pabellón lleno a reventar, con frío y ellos aspirando a meterse en la Copa, pudiendo estar jugándosela entonces”. La receta es la de siempre: “Tenemos que mentalizarnos bien y trabajar estas semanas tal y como lo estamos haciendo, en buena dinámica, el grupo está cada vez un poco mejor y espero ganar los tres”. La clave es entonces que “cada semana estamos asentándonos en un nivel de juego bueno y creo que el equipo sigue subiendo, y todavía queda mucho por mejorar”, dice. Los rivales lo ven también: “Si Unicaja juega como sabe, sacamos bien y bloqueamos, se desesperan y cometen errores, como le sucedió al Barça el domingo, muy buen equipo que hizo lo que pudo”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?