Últimas noticias Hemeroteca

Un punto de orgullo

Borja Mayoral anotó su primer gol como granota en el tiempo de prolongación para sumar un empate que sitúa al conjunto de Paco López con 22 puntos y antes de recibir al Barça en Orriols

Los jugadores del Levante celebran el gol de Borja Mayoral ante el Eibar / ()

Un punto para estar a once de la zona de descenso, un punto para coquetear con los puestos europeos, un punto para que Borja Mayoral siga enchufado a un proyecto en el que es feliz, un punto para demostrar que esta plantilla nunca pierde la fe por difícil que se ponga un partido, un punto para disfrutar de una temporada en la que el Levante sigue sumando y un punto que servirá para la autocrítica tras salir ilesos de un buen revolcón.

Paco López se siente orgulloso de dirigir a un grupo de futbolistas que muestra su compromiso y esa capacidad para superar todos los obstáculos que tuvo la visita a Ipurua, pero al mismo tiempo estará contrariado tras comprobar que su equipo ni pudo, ni supo contrarrestar el juego del Éibar.

Los delanteros se impusieron a los defensas. Sergi Enrich y José Luis Morales mostraron en diez minutos las credenciales del planteamiento que los dos entrenadores habían trabajado durante toda la semana.

Cualquier pérdida del Éibar era aprovechada por el Levante para trazar una diagonal con la velocidad al espacio del 'Comandante' y que ni Iván Ramis, ni Paulo Oliveira sabían cómo frenar.

Sin embargo, el conjunto vasco acabó imponiendo su ley con los centros laterales de Cote y Rubén Peña que no encontraban la oposición de Toño y Jason, con Campaña y Rochina superados en las disputas y sin que Cabaco, Rober Pier y Chema dieran la seguridad necesaria para achicar el asedio.

Así llegó el primero de Enrich, el segundo de Escalante, la acción del tercero con un penalti más que dudoso, el cuarto de Charles y no cayó un quinto porque Paco López reaccionó rápidamente, volviendo a una defensa de cuatro con Coke Andújar y metiendo a Borja Mayoral para obligar a que los laterales de Mendibiliar ya no llegasen por las alas con tanta facilidad.

Con un (4-2) y media hora de partido por delante entró en escena ese punto de suerte, motivado por la convicción, por la ambición de un equipo que nunca bajó los brazos y que se volvió a meter en el partido con un gol del central portugués en propia puerta tras un disparo de Toño desde la medialuna del área.

El Levante buscó el empate hasta el final y obtuvo el premio en la última acción del partido tras un falta magistralmente ejecutada por Rochina al segundo palo y que Borja Mayoral remató con la espuela.

Eibar: Riesgo; Rubén Peña, Ramis (Arbilla, min. 82), Paulo, Cote; Escalante, Diop; Orellana (De Blasis, min. 70); Charles; Cucurella; Enrich (Kike García, min. 75).

Levante: Oier; Cabaco (Coke, min. 69), Rober Pier, Chema; Jason. Rochina, Campaña, Bardhi, Toño (Boateng, min. 86), Roger (Mayoral, min. 69), Morales;

Goles: 1-0. min. 7: Enrich. 1-1. min. 9 Morales: 1-2. min. 25: Rober Pier. 2-2. min. 56: Escalante. 3-2. min. 60: Charles (p.). 2-4. min. 64: Charles. 3-4. min. 75: Toño. 4-4, min 91: Mayoral.

Árbitro: Alberola Rojas. Amonestó por el Eibar a Escalante, y Cote, y por el Levante a Toño García y Campaña.

Incidencias: 5.238 espectadores en Ipurua

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?