Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

"A una empresaria que pedía un crédito le preguntaron si tenía autorización de su marido"

Ángeles Zarza, habla sobre los retos de ser mujer y empresaria

Ángeles Zarza, empresaria y miembro de la asociación EMA, habla sobre los retos de ser mujer y empresaria. /

Forma parte de la Junta Directiva de la asociación Empresarias de Madrid Asociadas, EMA, y es la gerente de Sur.4, una consultoría de protección de datos de Fuenlabrada. Con María de los Ángeles Zarza hablamos de mujeres y emprendimiento. Mujeres que han creado su propio negocio y que se unen para afrontar la marea y no ‘morir en el intento’ ante tantos frentes abierto, como han hecho las integrantes de EMA. Y es que reconoce que todavía hoy, los problemas de conciliación familiar y laboral sigue sufriéndolos en gran medidas las mujeres. El cuidado de los hijos, llevarlos al colegio, al médico, la organización de la casa…, en su mayor parte sigue siendo responsabilidad femenina. Un factor que complica el desarrollo profesional a la hora de tener su propio negocio.

Zarza mantiene que todavía hay “muchas trabas mentales y sociales” para las empresarias. Funciona la presión, muchas veces del entorno más cercano que aconsejan “como te vas a meter en eso, con todo lo que tienes no vas a poder…” y hasta hay casos que parecen de otra época. Recuerda como una integrante de la asociación les contó cuando hace dos años fue a pedir un crédito al bando para abrir su empresa y la persona que le atendió le pregunto “si tenía permiso de su marido”. O casos, en los que la aventura empresarial le ha costado la relación de pareja.

Cree Zarza que el género si influye a la hora de emprender y también en cómo se encaran los problemas y el desarrollo del negocio. “Es cierto que la mujer es muy dinámica y resolutiva y eso juega a nuestro favor”. También habla de las emprendedoras de mediana edad, muchas más de las que creemos. Son mujeres que han vuelto al mercado laboral después muchos años y otras que han perdido su trabajo y apuestan por ser sus propias jefas.

Para superar las barreras y apoyarse con ideas y actuaciones conjuntas casi 150 mujeres, en su mayoría del sur de Madrid, hasta ahora, se han unido en EMA, una asociación que nació primero en Móstoles, para extenderse a Fuenlabrada, en breve tendrán sede en Getafe, y ya es una realidad en otros puntos de la región como Majadahonda, aunque su vocación es ir más allá de la Comunidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?