Lunes, 30 de Noviembre de 2020

Otras localidades

OPINIÓN

Preguntas sin respuesta

El Numancia nos está acostumbrando a mejorar notablemente su rendimiento en las segundas partes, pero es un riesgo excesivo

Preguntas sin respuesta

Cadena SER

Me lo pregunta mucha gente y no sé qué contestar. Porque creo que incluso, me atrevería a decir, no hay respuesta absolutamente correcta. ¿Por qué el Numancia no sale en la primera parte de los partidos como sí lo hace en la segunda? Pues eso, no lo sé. Pero ni yo, ni López Garai, ni los jugadores del equipo. Es de esas cuestiones que tienen difícil explicación. Porque está claro que si eres capaz de hacer buenas segundas partes también debes serlo en las primeras.

Curiosamente esta semana los futbolistas y el propio entrenador rojillos reconocían que jugar en Riazor suponía una tremenda motivación. Pero el equipo salió temeroso, de ahí que en los diez primeros minutos el Deportivo llevase a cabo un acoso y derribo sobre el marco de Juan Carlos, hasta que llegó el golazo de Edu Expósito. A partir de ahí el equipo espabiló y empezó a mover la pelota, pero en un error de Diamanka llegó el 2-0. Y aunque el equipo intentó meterse en el partido, seguía costándole dar el paso al frente.

Sí lo hizo en la segunda mitad, con un remate a la cruceta de Higinio y los goles de Unai Medina y Diamanka, en los tres casos con grandes pases de Oyarzun, que fue una de las causas de la reacción soriana. “En el descanso les he dicho que al fútbol no se puede jugar con miedo y que éramos capaces de más”. Son las palabras de López Garai en rueda de prensa. Estoy convencido de que la idea era también la misma en el arranque del duelo. Pero creo que ahí radica la grandeza de este deporte. Que nada es como se prevé o se espera como quieres que sea…

El problema es que está siendo un mal endémico del Numancia este curso. Ir de menos a más. Primeras partes más flojas, como en Mallorca y La Coruña, o ante Rayo Majadahonda y Nástic, en Los Pajaritos, y segundas mitades en las que el equipo merece más, mucho más. No siempre se consigue premio y es un riesgo excesivo desperdiciar 45 minutos, porque en esta categoría, se está demostrando, remar contracorriente es casi misión imposible. Que no es adrede, eso está claro, porque sería para volverse loco si lo fuera. Pero hay que cambiar ese chip.

Y creo que la remontada en Riazor debe ser un punto de inflexión. El Numancia logró lo que sólo el Málaga había conseguido: puntuar en el estadio gallego, donde el Dépor en siete partidos sólo había encajado 2 goles (ante Málaga y Granada). Es un hito, una machada que seguro era inesperada, pero el Numancia lo hizo. Y si lo hubiera hecho sin salir con tanto miedo al inicio, quién sabe lo que hubiera pasado… Miren: Otra pregunta sin respuesta.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?