Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 18 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Una de cada cuatro plazas de pediatría en Álava está cubierta por médicos de familia

Abordamos la problemática de escasez de pediatras con Osakidetza y la Asociación de Pediatras de Atención Primaria de Euskadi.

La escasez de pediatras hace que los ambulatorios de Vitoria deriven a sus pacientes a urgencias. /

Actualmente el 23,8% de las plazas médicas destinadas a pediatría son cubiertas por médicos de familias. La escasez de pediatras es una realidad y está afectando a una correcta atención primaria de los menores. Abordamos la cuestión de mano del director médico de la OSI Araba, Enrique Gutiérrez y el presidente de la Asociación Vasca de Pediatría de Atención Primaria, Rubén García. Escúchalo aquí:

Osakidetza cree que ha faltado previsión desde el ámbito estatal, pero Gutiérrez confía en revertir la situación a medio plazo. "Estamos cambiando el sistema organizativo. Ahora priorizamos la contratación de pediatras en el sistema de atención primaria en vez de en el hospitalario".

Según los datos que maneja Osakidetza, "se van a incorporar más pediatras de los que se van a jubilar". En este sentido apuesta "por sacar todas las plazas de formación de médicos residentes".

Unas promesas que califican como de "cantos de sirena" desde la Asociación Vasca de Pediatras de Atención Primaria. "Ha faltado una evidente planificación. Alertamos de este déficit ya en 2007 y todavía no han puesto medidas eficaces".

García nos cuenta que cada año salen 24 pediatras formados en el País Vasco y que, con estos números "no les salen las cuentas". "Osakidetza presupone que los pediatras recalarían en la atención primaria cuando la realidad indica lo contrario".

Los pediatras alertan que los médicos de familia no tienen la formación necesaria para atender a los menores y que se seguirán produciendo jubilaciones.

La falta de pediatras es un problema estructural que se extiende prácticamente a toda Europa y para el que se necesita una solución planificada. El tiempo nos dirá, pero el reloj  juega en nuestra contra. Un pediatra necesita de diez años para su formación y la partida por hacerse con un especialista se juega ya en todo el continente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?