Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Otras localidades

La reeducación vial busca acabar con la reincidencia

Según reconoce a la SER la responsable del área de Educación y Formación Vial en Euskadi, Marije Iturralde, "aunque es mínima, sigue registrándose en los cursos de recuperación de puntos" de ahí que se esté trabajando en individualizar más el abordaje con las personas que acuden. En 2017, un total de 3.773

()

El perfil en estos cursos de sensibilización y reeducación vial por pérdida de puntos es "abrumadoramente el de un hombre". Así lo asegura la responsable del Área de Educación y Formación Vial, Marije Iturralde, al detallar que representan el 94% de las personas que asisten a estos cursos. Tienen entre 26 y 45 años y todos han perdido parcial o totalmente los puntos por infracciones debidas mayoritariamente a la velocidad o al consumo de alcohol o drogas.

En 2016 asistieron a estos cursos un total de 3.997 personas (1.779 por pérdida parcial de puntos y 2.218 sumando la pérdida total de puntos y las sentencias judiciales con condenas penales de privación del derecho a conducir). En 2017, un total de 3.773 (1.621 por pérdida parcial de puntos y 2.152 como resultado de la suma de quienes acuden por pérdida total de puntos y quienes lo hacen por sentencia judicial). En caso de pérdida parcial de puntos, los cursos son de 12 horas (4 de ellas de formación específica e individualizada), en caso de pérdida total se elevan a 24 horas (8 de formación específica e individualizada). Existen 14 centros autorizados para realizarlos en Euskadi y al frente de estos cursos hay profesores formadores, psicólogos y víctimas, que comparten su testimonio. Precisamente la participación de asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico en la reeducación y la sensibilización "tiene un impacto muy importante", según nos reconoce Iturralde, porque muchas de las personas que asisten a estos cursos reconocen su utilidad para tomar conciencia de la magnitud de los accidentes.

Respecto a la reincidencia entre los asistentes, Iturralde reconoce que "existe un grupo reducido, que son insensibles a la retirada de puntos y a estos cursos de sensibilización y reeducación vial". Mantiene que diferentes estudios coinciden en señalar que se trata de conductores con un déficit de autocontrol y con una percepción de que son "autoinmunes o invulnerables, lo que les dificulta para identificar y asumir su problemática". De ahí que Iturralde reconozca que una de las mejoras en las que se está trabajando pasa por "individualizar más el abordaje con este tipo de personas que acuden a los cursos". A su juicio, no se puede admitir que las personas repitan un curso de la misma manera y por ello se quiere "apuntar más en la diana" y personalizar la reeducación vial de forma que sea más efectiva y eficiente.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?