Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Aprobadas las ordenanzas que ahorran 2.000 euros por familia, según Rosón

La oposición niega las rebajas y acusan al equipo de Gobierno de dar prioridad al gesto sobre la gestión

Ayuntamiento de Oviedo /

 

Los tres partidos de Gobierno en el Ayuntamiento de Oviedo (PSOE, Somos e Izquierda Unida) han unido sus votos en el Pleno de esta mañana para dar su aprobación definitiva a las Ordenanzas Fiscales de 2019, a las que se han opuesto Partido Popular y Ciudadanos. El concejal de Economía, Rubén Rosón, defendió lo que considera una fiscalidad que calificó de “justa”, que prevé recaudar 4,7 millones más por el IBI diferenciado para los grandes propietarios, mientras supone, según el concejal un ahorro medio para las familias de Oviedo de 2.000 euros anuales, respecto a las últimas ordenanzas aprobadas por el Gobierno del PP hace cuatro años.

El Pleno celebrado tuvo como sonido de fondo la concentración en el exterior de un numeroso grupo de trabajadores de la empresa TUA, concesionaria del servicio de autobuses urbanos, en su tercera jornada de huelga.

El concejal de Economía fue el único en intervenir en defensa del proyecto finalmente aprobado. Según Rubén Rosón, "supone un ahorro medio de dos mil euros por familia ovetense", que desglosó de este modo. Partido Popular y Ciudadanos, no ven ese ahorro por ninguna parte y cargaron contra una de las medidas estrella de Rosón, el IBI diferenciado o “IBI de los ricos” que incrementa la recaudación en 4,7 millones de euros, mientras baja el tipo del impuesto para el resto de contribuyentes, una bajada que el portavoz de Ciudadanos, Luis Pacho, considera que no llegan a percibir los ciudadanos a quienes instó a "comparar los recibos de los tres últimos años y comprobar que no existe tal rebaja", dijo. Pacho criticó la política del equipo de Gobierno, que considera que antepone "el gesto a la gestión".

En la falta de gestión atribuida al Gobierno municipal, insistió el concejal del Partido Popular, Eduardo Rodríguez, que pidió un descenso de la presión fiscal para "generar confianza empresarial y favorecer la creación de empleo". Rodríguez afirma que hay margen para una rebaja fiscal, ya que se queda sin gastar el 20 % de lo que se recauda. El Pleno acabó entre increpaciones del concejal del PP, Gerardo Antuña, llamando mentiroso a Rosón y desafiando al alcalde, Wenceslao López, a que le echara del Pleno.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?