Últimas noticias Hemeroteca

Navidades lejos de casa

Dos personas migrantes relatan su vida tras verse forzadas a abandonar Venezuela y Mali y viajar a Euskadi

Mara Desiré llegó a Euskadi hace poco más de medio año procedente de Venezuela, su país natal. Tenía su propio negocio y estabilidad "laboral y económica", tal y como ha contado en A vivir que son dos días Euskadi. Sin embargo, esta mujer, orfebre de profesión, tuvo que abandonar su país porque "la situación era insostenible por mi salud, violación de derechos humanos, falta de alimentos...". Para Mara éstas serán sus primeras Navidades fuera de casa.

Hady dejó Mali hace 13 años. "Nací en una familia pobre. No tenía futuro, ni estudios y por eso me fui", ha explicado. Dejó allí a toda su familia, incluida su hija que por aquel entonces tenía 7 años. " El viaje fue un poco duro porque dejé allí a mi familia sin saber si volvería a verla o no. Les he vuelto a ver pero poco tiempo. Muchas veces me he planteado traer aquí a mi hija, éste era mi sueño, pero es complicado", cuenta en Cadena SER Euskadi.

Las de Mara y Hady son dos de las numerosas historias que esbozan la realidad de las personas migrantes. Según CEAR-Euskadi, hoy por hoy son más de 68 millones y medio las personas que se encuentran dsplazadas de manera forzada. Además, 44.400 personas son obligadas cada día a huir de sus hogares por el conflicto y la persecución. Las causas de los desplazamientos forzados son múltiples, desde el expolio de los bienes naturales o el empobrecimiento, hasta las múltiples manifestaciones de violencia hacia las mujeres y la comunidad LGTBI. En los últimos meses, solo a Euskadi han llegado más de 5.500 migrantes en tránsito. CEAR-Euskadi está impulsando la campaña "Fuimos Exilio.#SeamosRefugio" que busca sensibilizar sobre la importancia de una acogida digna a las personas que están llegando huyendo de todas esas situaciones e invita a ser refugio.

Políticas

El Gobierno Vasco ha presentado el llamado Pacto Social Vasco por la Inmigración con la intención de incluir las aportaciones de los colectivos e instituciones. El objetivo principal es luchar contra los populismos xenófobos y dar una respuesta al reto migratorio. Además, según han anunciado desde el Ejecutivo, Euskadi va a participar en un proyecto piloto de acogida a personas refugiadas por parte de la ciudadanía para ofrecerles apoyo económico, emocional y social durante un año o año y medio. Se estima que la iniciativa alcance a cerca de 20 personas beneficiarias.

Al nuevo año Mara le pide salud pero también poder volver a encontrarse con los suyos. Las peticiones de Hady van más allá; pide coraje y poder ver a su madre y a su hija.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?