Últimas noticias Hemeroteca

El PP aprueba el presupuesto municipal para 2019 sin Cs

El cruce de declaraciones entre los naranjas y los populares ha marcado el pleno

El PP salva el presupuesto copn la ex edil de Ciudadanos. /

Se despejó la incógnita. Ciudadanos ha dicho "no" a la propuesta de presupuestos municipales que este miércoles presentaba el equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Almería.

Justificaba su negativa a estas cuentas que "tiene tintes naranjas" a pesar de todo, en una "pérdida de confianza" en el equipo de Gobierno. Decía Miguel Cazorla, portavoz del Grupo Municipal de Cs, que "el 43% de las medidas incluidas en los presupuestos de 2017 y 2018 están en ejecución o pendientes" por lo que asegura que ha perdido la confianza.

Este discurso lo complementaba el portavoz naranja después con que no era culpa suya, algo que ratificaba el propio alcalde de la capital, Ramón Fernández-Pacheco, asegurando que "no" era "un problema suyo".

La duda saltaba entonces, ¿de quién era la decisión? Los populares dejaban entrever de boca de la concejal de Hacienda, María del Mar Vázquez, que se trataba de un mandato del partido. Aseguraba la edil que "no puede tratarse de una pérdida de confianza cuando anoche [por el martes] a las 20.30 horas fue la última modificación del acuerdo que solicitó".

 

Explicó la edil que, además de llevar negociando desde el mes de octubre, había solicitado primero "el informe del interventor, después el desglose del grado de cumplimiento, y después pidió posponer el pleno". Algo que según Vázquez no se ha realizado porque "no se puede posponer el presupuesto de una ciudad por los intereses electorales de un partido político". Aunque la visión de Cazorla era diferente, "no se ha accedido a posponerlo porque con el voto de Ciudadanos o no, iban a aprobar el presupuesto".

En parte llevaba razón porque la concejal no adscrita, Mabel Hernández, que era la primera en el turno de intervenciones anunció su apoyo a las cuentas municipales del PP. Según la edil porque “no” iba a parar la ciudad. Dijo que no iba a poner condiciones, pero eso sí, reclamó que “se apruebe de una vez por todas la ordenanza de tenencia animal y se ponga en marcha el sistema CES”. Algo que dice el alcalde que están dispuestos a aceptar aunque “hay que hacer alguna consulta legal con el tema del CES”.

 

Ante el protagonismo de Cazorla en el plenario, lo cierto es que las intervenciones del resto de la oposición han quedado más ocultas. Eso sí, ambas formaciones han votado en contra. Explicaba el portavoz de Izquierda Unida, Rafael Esteban, que “aumenta la presión fiscal a los ciudadanos de forma que en 2018 ascendía a 542,27 euros por habitante, y para 2019 llegará a los 551” e insistía que esto se complementaba con una bajada de la inversión de los 104,99 euros por habitante del año pasado a los 78,88 del próximo”. Además, insistió en el mismo problema que lleva señalando en los últimos años, que “no se atiende al anillo de barrios con muchas dificultades que se han dejado abandonados”.

 

En cuanto a la escenificación de la ruptura entre Ciudadanos y PP, Esteban le quiso dar “la bienvenida a la oposición” a los naranjas. Sobre esta ruptura la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Adriana Valverde, hurgaba en la herida sobre los incumplimientos de los populares diciéndole a Miguel Cazorla que “un incumplimiento del 43%” demuestra “el fracaso de su apoyo a los populares”.

Ya sobre el presupuesto, Valverde quiso destacar en su negativa que se exponga la peatonalización del Paseo de Almería “un proyecto del que han estado dudando hasta ahora” y que se va a realizar sin tener en cuenta “una estrategia global del Casco Histórico y el comercio del centro”.

Criticó duramente que “se sigan aumentando los pago a las empresas concesionarias cuando luego no se nota la mejoría” y que este año alcanza el millón y medios de euros de subida. Además de exponer la poca inversión que está prevista para los barrios.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?