Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El supuesto agresor de la pareja gay en Fuenlabrada irá a juicio tras romper la orden de alejamiento

Tras la vista de este jueves se ha fijado el jucio para el 8 de enero

El colectivo gay anima a denunciar cualquier agresión homófoba que se sufra. /

El presunto agresor de los dos jóvenes gays en Fuenlabrada el pasado mes de julio será juzgado el próximo 8 de enero por haber quebrantado la orden de alejamiento dictada por el juez instructor del caso el pasado 28 de noviembre. Así se ha determinado esta tarde en un juicio rápido celebrado en los juzgados de la Plaza de Castilla.

Según ha asegurado a SER Madrid Sur, Jesús Garzón, abogado de la pareja, “hoy solo se trataba de una vista para comparecer y formular la acusación, en este caso por quebrantamiento de orden de alejamiento” y para que el juez fijara el juicio.

Uno de los jóvenes de la pareja, supuestamente agredida el pasado mes de julio en Fuenlabrada, llamó el pasado martes a la Policía Municipal de Madrid porque aseguraba que el presunto agresor le seguía por la calle muy cerca de su casa. Los agentes procedieron a detenerle en una calle próxima al domicilio del denunciante.

Garzón ha alabado la rapidez con que se ha celebrado el juicio de hoy y la labor policial. Recuerda que en estos casos la pena para el infractor estaría condicionada por su relación con la víctima. Si existe una relación familiar o hay un procedimiento por malos tratos, se puede llegar a condenar al acusado a uno o dos años de cárcel, pero si esa relación familiar no existe, la máxima pena, según Garzón, puede ser una multa.

La situación, sin embargo, no ha mejorado para los denunciantes. Uno de ellos reconociía que “si antes teníamos miedo ahora tenemos el doble”. Teme también que algunos de los amigos del joven acusado puedan hacerles algo. “Esto es un sin vivir”, ha declarado a SER Madrid Sur.

La presunta agresión a esta pareja se produjo el pasado mes de julio cuando la iban caminando cerca de la estación de Fuenlabrada Central. En un momento dado, el acusado se les acercó amenazándoles y llamándoles “escoria”, “maricones de mierda”, según contaron los afectados, dando un puñetazo en la cabeza a uno de ellos. La pareja tuvo que refugiarse en la estación de RENFE para llamar a la Policía. Los jóvenes interpusieron una denuncia en el juzgado de Fuenlabrada, donde se fijó el juicio, que finalmente quedó suspendido tras el recurso de la acusación pidiendo una nueva tipificación del delito como delito de odio. A la salida de la vista, la pareja volvió a recibir, supuestamente, insultos de este joven, por lo que el juez, previa petición, dictó la orden de alejamiento.

Días antes de esta orden, uno de los agredidos denunció nuevos insultos al encontrarse con el joven fuenlabreño en la estación de El Pozo y presentó una nueva denuncia en los Juzgados de Plaza de Castilla.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?