Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El Sporting tuvo que conformarse con la pedrea en Lugo

Los rojiblancos terminan 2018 con un buen partido, pero acusando de nuevo la falta de puntería

Nick Blackman reclama una jugada polémica. /

El Sporting reúne varios argumentos para el optimismo de cara a 2019. Tiene a uno de los mejores porteros de la categoría (y a otro en el banquillo), una remodelada línea defensiva sobria y solvente, un centro del campo también reformado tras la llegada de José Alberto, formado ahora por dos jugadores (Cristian Salvador y Nacho Méndez) que solo pueden mejorar... Y tiene a un entrenador valiente, atrevido, que sabe sacar rendimiento a la plantilla y le ha generado un nuevo espíritu y un mejor fútbol. Pero hay un hándicap importante, que le está lastrando y es una auténtica amenaza: la falta de gol.

En Lugo el Sporting mereció la victoria pero, como sucedió en Elche quince días atrás, su merma ofensiva le obligó a conformarse con un punto. También es cierto que en el Anxo Carro se comprobó este sábado que Juan Carlos no solo sabe marcar golazos como el que le hizo al Sporting la temporada pasada, sino que también sabe hacer lo natural en su caso: parar. Su vuelo sin motor y su mano milagroso impidieron que Carmona anotara de falta uno de los goles del año y dejó al Sporting frustrado, con la sensación de que pudo haber logrado algo más.

En todo caso, sigue sin perder el Sporting de José Alberto, que repitió la misma alineación que la semana anterior, con la única entrada de Traver en la banda izquierda por la lesión de Robin Lod. Insistió el técnico con Djurdjevic y Blackman, en un intento de que si no aportan los goles que deben aportar no sea por falta de minutos. El serbio pelea como el que más, sabe aguantar la pelota y es un incordio permanente para los defensas rivales, pero no hay atisbos de que pueda explotar en su figura un delantero goleador. Blackman sigue sin pasar de ofrecer detalles, como su intervención para provocar la falta en la que Carmona rozó el gol, pero tuvo poca participación en el partido.

No fue la mencionada falta la única ocasión clara que tuvo el Sporting en el Anxo Carro. Pudo marcar nada más comenzar el partido, en un gran cabezazo de Babin que se estrelló en el palo. Djurdjevic tuvo una buena ocasión en la primera mitad, a centro de Carmona. Y perdonó en un par de llegadas más, en las que Álvaro Traver pecó de individualista, desesperando a José Alberto. El Lugo fue inferior al Sporting durante casi todo el partido; en la primera mitad solo generó peligro Juan Muñiz, con un buen disparo desde lejos que obligó a actuar a Mariño y alguna acción a balón parado.

En el día de la salud, al Sporting le falló en el Anxo Carro. Blackman recibió un golpe en la acción de la falta en la que Carmona rozó el gol y Cristian Salvador tuvo que retirarse por una sobrecarga en el tramo final. Su ausencia la notó el Sporting en el tramo final.

En todo caso, fue el Sporting quien tuvo más voluntad de ganar el partido hasta el final. Llegó un momento en el que el Lugo pareció dar por bueno el punto, mientras que al término del encuentro los jugadores del Sporting no ocultaban su insatisfacción. Un gesto más que demuestra el talante del equipo de José Alberto, convencido ahora de que tiene capacidad para ganar a cualquiera.

El Sporting acaba 2018 un poco más cerca del objetivo mínimo (el playoff) y sin conocer la derrota (por méritos propios) desde la llegada del nuevo entrenador. Aunque a este todavía le queda encontrar soluciones a una falta de gol que le está pasando factura.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?