Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 25 de Enero de 2020

Otras localidades

Derrota en un intercambio de golpes bajo la niebla

El Rayo y el Levante protagonizan un intenso partido con dos equipos pensando, a tumba abierta, en el ataque; Raúl de Tomás fue el más preciso para dejar los tres puntos en Vallecas

Rayo Vallecano's players Alex Moreno (2-L) and Alvaro Garcia (2-R) celebrate their 1-0 lead against UD Levante during their Spanish Liga Primera Division soccer match played at Estadio de Vallecas stadium in Madrid, Spain, 23 December 2018. / ()

Rayo Vallecano 2-Levante. O lo que es lo mismo, uno de esos partidos trepidantes que gusta a todo aficionado al fútbol que está sentado en el sofá viéndolo sin ser rayista ni granota. Dos equipos buscando, a calzón quitado, el gol. Eso sí, el pero que pondrán todos esos aficionados es ver el partido con dificultad, ya que la intensa niebla presente en la capital de España dificultaba la visión del choque.

Un partido intenso desde los primeros segundos, con un intercambio de golpes que antojaba un duelo de ida y vuelta: primera ocasión de Raúl de Tomás (RdT), con zurdazo a bocajarro y réplica de Morales; ocasión clara de Embarba y réplica de Roger con una excelente parada de Dimitrievski.

Así hasta que en el minuto 22 el primero en ser preciso ha sido el Rayo Vallecano, gracias a una buena jugada personal de Álex Moreno por la izquierda. Tras marcharse con un giro sobre sí mismo de Coke y de Morales (cañito incluido), su centro al área pequeña, donde esperaba con la caña preparada RdT, se encontró antes a Toño que en un intento de despejar introdujo el balón en la portería de Oier.

Pudo haberse ido el partido en tablas al descanso si Dimitrievski no volvía a sacar una mano providencial. En este caso a un lejano tiro de Rochina.

Pero esto era un antícipo de lo que se iba a ver en el inicio del segundo tiempo. El Levante fue decidido a por el empate, con Roger y Morales a la cabeza, y la igualada llegó con un derechazo de Rochina tras un pase atrás desde la línea de fondo del Comandante.

Pero el Rayo, lejos de achantarse y acuciado por su situación en la tabla, quería guerra y volvió a golpear. De nuevo con su hombre gol, RdT, como protagonista. Él marcaría el 2-1.

Paco López puso más carne en el asador, dando entrada a los millonarios fichajes de este verano, aunque son los suplentes de Roger y Mayoral, y se fue con Moses y Dwamena a por el empate. Pero ni siquiera con la entrada de Boateng (eso es poner toda la carne en el asador) iba a llegar la igualada.

Los tres puntos fueron para el que más lo necesitaba, el Rayo, aunque lo más justo habría sido un empate por ocasiones. Pero así ha acabado 2018 para el Levante, en una situación privilegiada, más cerca de la Europa League (a cuatro puntos) que del descenso (siete puntos). Motivos más que suficientes para que Paco López y los suyos se coman los turrones tranquilos y felices.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?