Últimas noticias Hemeroteca

Apuestas y menores

Miguel Pérez

Desde hace ya varios años y cada vez con más intensidad, se observa que prolifera la publicidad relacionada con el juego, hasta tal punto que las casas de apuestas on line llegan a ocupar en la actualidad las camisetas de los mejores clubs de futbol del mundo.

Ello da una idea de las cantidades que mueve este sector. Según los datos recogidos por la Secretaría de Estado de Hacienda, los españoles han triplicado en diez años el dinero destinado al juego en la red, llegando a los 4.200 millones de euros en los últimos tres meses contabilizados.

Los datos son muy fríos porque reducen a lo numérico una realidad escondida. Pocos se paran a analizar qué hay detrás de esta actividad y qué consecuencias puede traer la misma. Para las personas mayores de edad y con madurez nada que reprochar, allá cada cual por mucho que nos pida el cuerpo pedir una regulación estricta sobre este asunto. Pero ¿qué ocurre con los niños, los mismos que le han pedido a los Reyes Magos la camiseta de su equipo favorito en la que aparece la publicidad de una casa de apuestas? En mi opinión se está ejecutando sobre ellos apología a la ludopatía, con un bombardeo continuo que incita al juego a una parte de la población que todavía no está formada para enfrentarse a este tipo de tentaciones lúdicas.

Hay otras opciones, por ejemplo la decisión que han adoptado mediante votación los socios de la Real Sociedad sobre la inclusión de esta publicidad en sus camisetas. El resultado ha sido rotundo, el 86 % de los votantes no quiere que se relacione su club con las casas de apuestas on line. Se trata de compromiso social ante lo que representa el juego y sus derivadas, y de la conciencia que deben adquirir las personas y entidades que son idolatradas por nuestros pequeños. A ver si cunde el ejemplo.

Mientras todo esto acontece, sin hacer ruido, Hacienda sigue recaudando, y recuerde… Hacienda somos todos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?