Últimas noticias Hemeroteca

El reloj de Gobernación

Quizá por este nombre nadie lo conozca, pero si decimos el reloj de la Puerta del Sol ya todos sabemos de cuál se trata. Ya sea uno de Madrid o de otro lugar de España es seguramente el reloj más famoso y el más histórico

Durante la Desamortización de Mendizábal, ese momento de la historia de España en el que se perdieron miles de monumentos históricos con la idea de que con su venta se iban a solventar los problemas de nuestro país, uno de los edificios que desapareció fue la iglesia del Buen Suceso, situada en la céntrica Puerta del Sol de Madrid. Su reloj, un referente para los madrileños, se conservó en el edificio de la gobernación, la actual casa de Correos, edificio de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, la exactitud del mecanismo que acompañaba a tan célebre reloj. Al menos esto es lo que debió de pensar el relojero José Rodríguez Losada, un leonés que tuve que abandonar España por afrancesado después de los convulsos momentos con Pepe Botella.

El relojero exiliado

Asentado en Londres, en una de sus visitas a Madrid, cuando quedaban lejos los años en los que Losada era perseguido por afrancesado, no podía aguantar que el célebre reloj de la puerta del Sol sufriera un retraso tan notable como el que debía de tener. Este relojero de profesión, encargado pocos años antes de reparar para los ingleses su célebre reloj de la torre del Big-Ben, decidió, con generosidad y dedicación, regalar a su pueblo un mecanismo relojero que fuera puntual y eficaz. Y así lo hizo. Aprovechando el cumpleaños de la reina Isabel II en 1866, se hizo entrega a la ciudad de Madrid el reloj que todos conocemos. Curiosamente, el mecanismo diseñado por Losada era tan preciso, que aún hoy, casi 160 años después de su puesta en funcionamiento, el 95% de las piezas son las mismas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?