Últimas noticias Hemeroteca

Manifestación para pedir que no se lleven a los 3 niños de Castellar

Vecinos y autoridades están del lado de la familia

Manifestación de apoyo al matrimonio de Castellar al que le quieren retirar a sus nietos. Los castellariegos, tanto vecinos como autoridades locales, se posicionan a favor de María José de 47 años y Emilio de 57, para que no les quiten a los tres nietos que cuidan y crían desde que nacieron. Están pasando un calvario porque la Junta de Andalucía quiere llevárselos, la niña de 2 años a una familia en acogida y los otros dos hermanos de 5 y 8 años ingresarlos en centros de menores. Ya llevan más de 3500 firmas de apoyo para que se revise de nuevo la documentación, iniciativa que en la tarde de este viernes 4 de enero, también ha sumado una manifestación por diferentes calles del pueblo.

MARIA ISABEL SERRANO

Todo se remonta al pasado 11 de diciembre cuando dos profesionales de la Comisión Provincial de Medidas de Protección al Menor comunicaron verbalmente a María José que pasadas las navidades procederían a la retirada de los menores.

Todos los que hablan del matrimonio y los tres pequeños, lo hacen en positivo, aseguran que no les falta de nada, por supuesto la atención médica, escolarización y participación en la vida social de la localidad.

Imágenes de la manifestación y lectura del manifiesto por parte de Emilio Lujan. / Imágenes cedidas por Félix Prieto y Maria Isabel Serrano / Informa: José Herreros DIEZ TV

El matrimonio se siente abatido y desesperado porque no se esperaban esto. Aseguran que están dispuestos a hacer "todo lo posible y más" para evitar que la Junta de Andalucía se lleve a sus tres nietos, de 8, 5 y 2 años, de los que lleva haciéndose cargo desde prácticamente su nacimiento. El municipio acogerá esta tarde una concentración en apoyo de esta abuela. La niña es la más pequeña y ya les han dicho que será entregada en acogida a una familia para que la críen. Los otros dos irán a centros de menores. El de cinco años tiene problemas de autismo y está siendo tratado por especialistas, "no falta a ninguna consulta" defiende Emilio, quien asegura que a los niños no les falta a diario de nada, "de comida, de ropa o aseo". Van muy bien en el colegio, defiende e incluso el mediano, se le nota progreso.

El de ocho años, el mayor de todos, además está integrado en la cantera deportiva del Club Deportivo Castellar Ibero, que se ha volcado con la familia para impedir que se lleven a los niños. María José se hizo cargo de su nieto al que sacó del hospital recién nacido y del que tiene la guardia y custodia por sentencia firme. Hace dos años se hizo cargo de su nieta cuando ésta tenía dos meses y también del tercer nieto, un niño que ahora tiene cinco años y que tiene reconocida una discapacidad.

Los problemas, según María José, han llegado cuando ha tramitado el acogimiento permanente de sus dos últimos nietos porque "hasta entonces en la Junta nadie se había acordado de nosotros".

La madre de los menores, por diferentes problemas, no se ha hecho cargo de ellos y ha sido María José la que asegura que los ha criado "como si fueran sus propios hijos" y contando con el apoyo de su marido, Emilio Luján, que se considera también abuelo de los menores al haberlos criado como si fueran "sus propios hijos". "No nos dieron ningún tipo de explicación y no entendemos nada", ha dicho la abuela.

"Nunca he recibido ninguna ayuda por hacerme cargo de mis nietos", ha dicho María José y ha añadido que el menor de cinco años sí cobra una ayuda de 386 euros por su discapacidad. "Si ese es el problema, que me quiten la ayuda, yo no quiero nada, sólo quiero seguir con mis nietos y que no separen a los tres hermanos", ha subrayado.

María José ha incidido que el pueblo, un municipio pequeño de poco más de 3.300 habitantes, "se ha volcado" porque "nadie entiende que se quieran llevar a los niños cuando ellos están perfectamente atendidos".

El apoyo trasciende ya fuera del municipio y vecinos de pueblos cercanos también se han movilizado para dar su apoyo e intentar que se conozca el caso y así evitar la retirada de los menores.

"Nos apoya todo el mundo y también el Ayuntamiento porque nos conocen y conocen a los niños y saben que esto es una injusticia", ha apuntado María José, que a partir de las 18,00 horas acudirá a una concentración convocada a las puertas del Consistorio de Castellar para dar a conocer su caso y seguir recabando firmas de apoyo.

Y es que según la abuela, todos los informes de los que disponen hasta el momento procedentes de los Servicios Sociales Municipales, educador, colegio, logopedas, psicólogos confirman que los tres menores "se encuentran perfectamente" y que actualmente, con su abuela, forman "una familia que no pueden romper así como así".

La Junta de Andalucía no se ha pronunciado sobre este caso argumentando que se trata de menores a los que hay que proteger en todos los sentidos.

Los castellariegos, tanto vecinos como autoridades locales, se posicionan a favor de María José de 47 años y Emilio de 57, para que no les quiten a los tres nietos que cuidan y crían desde que nacieron. Están pasando un calvario porque la Junta de Andalucía quiere llevárselos, la niña de 2 años a una familia en acogida y los otros dos hermanos de 5 y 8 años ingresarlos en centros de menores. Ya llevan más de 3500 firmas de apoyo para que se revise de nuevo la documentación, iniciativa que en la tarde de este viernes 4 de enero, también ha sumado una manifestación por diferentes calles del pueblo.

Todo se remonta al pasado 11 de diciembre cuando dos profesionales de la Comisión Provincial de Medidas de Protección al Menor comunicaron verbalmente a María José que pasadas las navidades procederían a la retirada de los menores.

Todos los que hablan del matrimonio y los tres pequeños, lo hacen en positivo, aseguran que no les falta de nada, por supuesto la atención médica, escolarización y participación en la vida social de la localidad.

El matrimonio se siente abatido y desesperado porque no se esperaban esto. Aseguran que están dispuestos a hacer "todo lo posible y más" para evitar que la Junta de Andalucía se lleve a sus tres nietos, de 8, 5 y 2 años, de los que lleva haciéndose cargo desde prácticamente su nacimiento. El municipio acogerá esta tarde una concentración en apoyo de esta abuela. La niña es la más pequeña y ya les han dicho que será entregada en acogida a una familia para que la críen. Los otros dos irán a centros de menores. El de cinco años tiene problemas de autismo y está siendo tratado por especialistas, "no falta a ninguna consulta" defiende Emilio, quien asegura que a los niños no les falta a diario de nada, "de comida, de ropa o aseo". Van muy bien en el colegio, defiende e incluso el mediano, se le nota progreso.

El de ocho años, el mayor de todos, además está integrado en la cantera deportiva del Club Deportivo Castellar Ibero, que se ha volcado con la familia para impedir que se lleven a los niños. María José se hizo cargo de su nieto al que sacó del hospital recién nacido y del que tiene la guardia y custodia por sentencia firme. Hace dos años se hizo cargo de su nieta cuando ésta tenía dos meses y también del tercer nieto, un niño que ahora tiene cinco años y que tiene reconocida una discapacidad.

Los problemas, según María José, han llegado cuando ha tramitado el acogimiento permanente de sus dos últimos nietos porque "hasta entonces en la Junta nadie se había acordado de nosotros".

La madre de los menores, por diferentes problemas, no se ha hecho cargo de ellos y ha sido María José la que asegura que los ha criado "como si fueran sus propios hijos" y contando con el apoyo de su marido, Emilio Luján, que se considera también abuelo de los menores al haberlos criado como si fueran "sus propios hijos". "No nos dieron ningún tipo de explicación y no entendemos nada", ha dicho la abuela.

"Nunca he recibido ninguna ayuda por hacerme cargo de mis nietos", ha dicho María José y ha añadido que el menor de cinco años sí cobra una ayuda de 386 euros por su discapacidad. "Si ese es el problema, que me quiten la ayuda, yo no quiero nada, sólo quiero seguir con mis nietos y que no separen a los tres hermanos", ha subrayado.

María José ha incidido que el pueblo, un municipio pequeño de poco más de 3.300 habitantes, "se ha volcado" porque "nadie entiende que se quieran llevar a los niños cuando ellos están perfectamente atendidos".

El apoyo trasciende ya fuera del municipio y vecinos de pueblos cercanos también se han movilizado para dar su apoyo e intentar que se conozca el caso y así evitar la retirada de los menores.

"Nos apoya todo el mundo y también el Ayuntamiento porque nos conocen y conocen a los niños y saben que esto es una injusticia", ha apuntado María José, que a partir de las 18,00 horas acudirá a una concentración convocada a las puertas del Consistorio de Castellar para dar a conocer su caso y seguir recabando firmas de apoyo.

Y es que según la abuela, todos los informes de los que disponen hasta el momento procedentes de los Servicios Sociales Municipales, educador, colegio, logopedas, psicólogos confirman que los tres menores "se encuentran perfectamente" y que actualmente, con su abuela, forman "una familia que no pueden romper así como así".

Según informa Europa Press, la Junta de Andalucía no se ha pronunciado sobre este caso argumentando que se trata de menores a los que hay que proteger en todos los sentidos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?