Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Miles de segovianos dan la bienvenida a los Reyes Magos

Los cortejos reales partían del Alcázar con un gran espectáculo de luz, música y fuegos artificiales. La cabalgata tenía su final a los pies del Acueducto donde Melchor, Gaspar y Baltasar recibían a los niños y niñas de la capital

Los tres Reyes Magos saludan a los niños a los pies del Acueducto /

Con puntualidad suiza comenzaba el espectáculo de música, luz y fuegos de artificio, en el Alcázar, para dar la bienvenida a los tres Reyes Magos. Una proyección sobre el torreón de Juan II de la fortaleza narraba una breve historia de cómo Melchor, Gaspar y Baltasar siguieron la estrella que les guiaba hasta el portal de Belén.

Desde el balcón del Alcázar los magos de oriente saludaban a los cientos de niños concentrados ante la ilusión de grandes y mayores. Acompañados por varios conjuntos musicales los cortejos reales recorrían, con los reyes en andas, las calles del centro histórico hasta llegar a la Plaza Mayor. El intenso frío no ha impedido la afluencia de gran cantidad de público durante el recorrido de las comitivas reales, quizá una de las cabalgatas más pobladas de gente en los últimos años. Tanto Melchor, Gaspar y Baltasar agradecían el caluroso recibimiento de la ciudad en el que destacaban la majestuosidad de sus monumentos que servían para realzar su visita.

Allí los tres magos de oriente se montaban en sus carrozas repartiendo ilusión y cerca de dos toneladas de caramelos entre los miles de niños apostados a los lados del recorrido gritando los nombres de los tres reyes y deseando entre ojos llorosos que les traigan todos los regalos y juguetes pedidos en sus cartas. El rey Gaspar tras su periplo por el desierto deseaba para Segovia "felicidad, progreso y sobre todo empleo”.

La alegría, la música y el buen humor de los pajes y componentes de los cortejos eran precedidos por los animales fantásticos de Aero Sculpture que surcaban el cielo de Segovia.

Imagen de la proyección sobre el torreón del Alcázar al comienzo de la cabalgata / Juan Martin

A los pies del Acueducto la alcaldesa Clara Luquero daba la bienvenida a Segovia a los tres magos mientras una inmensa nube de globos volaba entre los arcos del monumento romano. La alcaldesa estaba segura “que los niños recibirán en su casa todo los que han pedido a los Reyes, pero sobre todo recibirán esos otros regalos que no se pueden comprar con dinero, que es el cariño de las personas que les rodean, sus padres, hermanos, abuelos, amigos. Y es que hay cosas mucho más importantes que lo que se puede comprar con el dinero”.

Una vez en sus tronos los Reyes han ido recibiendo a los niños y niñas de la capital que con ojos de incredulidad e ilusión, algunos no lograban articular palabra ante sus majestades.

Y ya solo queda un año para la llegada, de nuevo de los tres magos de oriente, y como se podía leer en la proyección sobre el torreón del Alcázar con una frase de Machado “todo pasa y todo queda”. Los reyes pasaron pero nos queda su magia y la ilusión de grandes y pequeños.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?