Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

La milana que encontró su lugar en Caleruega

El avistamiento por Abubilla Ecoturismo de un ejemplar identificado cuando era un polluelo en Alemania, además de varios buitres anillados confirma los muladares caleroganos como un punto de referencia para las aves migratorias

La milana avistada en Caleruega fue identificada poco después de nacer en una localidad del noroeste alemán /

De momento es solo 7R, una denominación poco evocadora. Pero para Candela Iglesias, responsable de la firma Abubilla Ecoturismo esta milana real de apenas medio año de vida, que estos días se acoge la hospitalidad ribereña, es uno de los regalos con los que comienza el año 2019 porque su historia se puede rastrear. Esta joven ave fue avistada en los muladares del entorno de Las Loberas de Caleruega durante las rutas guiadas de esta empresa. Lo que la hace especial entre los más de 70 ejemplares de milanos reales que en estos días se congregan en estos comederos es que en una de sus alas porta un pequeño cartel que la identifica, y que ha permitido certificar que se trata de uno de los tres ejemplares de la misma nidada identificados por el alemán Oliver Krüger el 21 de junio de 2018 en la localidad alemana de Bielefeld-Schröttinghausen. Ha recorrido, por tanto, más de 1.700 kilómetros para pasar la invernada en un paraje ribereño, un dormidero entre chopos donde ha encontrado su refugio ideal en el entorno del río Bañuelos

El de Caleruega es el primer avistamiento de esta joven milana. Además de la agradable sorpresa que supone para quien identifica el ave tener noticias del ejemplar que un día echó a volar, este tipo de avistamientos contribuyen al conocimiento, estudio científico de la fauna y la conservación ambiental según confirma Candela Iglesias, que hace hincapié en particular en la importancia de las actuaciones que protegen y promocionan el paso de estas especies migratorias y en particular su invernada. “Toda la información que se recopila de un mismo ejemplar sirve para conocer sus desplazamientos migratorios, si repite su lugar de invernada año tras año… Gracias a ello podemos saber si un hábitat es idóneo para estos ejemplares.”

Los muladares de Caleruega son uno de los lugares de referencia a los que se acogen las aves migratorias, especialmente las carroñeras o necrófagas, en sus desplazamientos entre Europa y África. Por este motivo es un lugar privilegiado no solo para la observación de aves, sino también para la localización de ejemplares identificados. A esta joven milana real (Milvus Milvus) se unen varios buitres leonados y un buitre negro con sendas anillas en sus patas cuyo avistamiento también está siendo tramitado ante quienes lo iniciaron por Abubilla Ecoturismo. Candela Iglesias asegura que tener este punto donde se concentran tantos ejemplares de estas aves implica que es un área muy bien conservada y muy favorable para unos ejemplares en cuya conservación tanto invierte Europa

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?