Últimas noticias Hemeroteca

Hinojares rechaza los datos del INE

  • El alcalde asegura que las políticas sociales que han llevado a cabo les sitúan en unos 416 habitantes frente a los 335 que les da el Instituto Nacional de Estadística
  • Es el único municipio de la Sierra de Cazorla que sube frente a la bajada generalizada liderada por Quesada con 94 moradores menos

Vista de Hinojares. /

Los datos de población del Instituto Nacional de Estadística no dejan indiferentes a nadie y prueba de ello es la reacción del alcalde de Hinojares, Maron Martínez (PSOE) que rechaza las cifras de habitantes que les otorga el INE que, recordamos, les sitúa con 335 habitantes a 1 de enero de 2018, un morador más que la última cifra conocida. Martínez asegura que las políticas sociales que han llevado a cabo les ha permitido subir hasta los 416 ciudadanos.

El socialista asegura que desde que entraron a gobernar en 2015 han creado "un cheque, dotado con 500 euros, para que las familias con menores lo puedan gastar en la farmacia local". De manera paralela, señala que, al tener muchos vecinos que trabajan en las Islas Baleares durante una parte del año, les pagan el 50% del traslado al archipiélago con la condición de que "mantengan el empadronamiento en la localidad".

Por último, insiste en que durante los últimos cuatro años se han apuntado al padrón municipal "entre 80 y 90 extranjeros, principalmente, canadienses o estadounidenses" que regentan diferentes negocios y también han vuelto muchos emigrantes que un día se marcharon de la localidad. Por todo esto, rechaza las mediciones del INE aunque asegura que "por el momento", no saben si recurirrán.

Resto de la comarca

El resto de los municipios que conforman la Sierra de Cazorla se caracterizan por las bajadas en población. Las nueve localidades suman 31.272 habitantes por los 31.585 (-313) de hace 12 meses. Quesada lidera los descensos con 97 bajas quedándose en 5.303. Después aparece Santo Tomé, que en último año ha perdido 54 personas y marca 2.154 empadronados mientras que, cuantivamente, Pozo Alcón se queda cerca al marcar 4.555 poceños, 50 menos que en 2017.

La capital comarcal, Cazorla, también se suma a las bajadas ya que pierde 39 vecinos y baja de los 7.600 vecinos hasta los 7.547. Chilluévar baja en 24 personas y no pasa de los 1.459 habitantes mientras que La Iruela se aleja de la barrera psicológica de las 2.000 personas al seguir bajando, en esta ocasión 23 personas, y tener 1.935 empadronados. Por último, Huesa y Peal de Becerro pierden 14 y 13 moradores respectivamente, con 2.527 hueseños y 5.277 pealeños. De esta manera se cierra el listado de poblaciones que componen esta comarca serrana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?