Últimas noticias Hemeroteca

En el año nuevo "Nos sigue doliendo la sanidad"

La Ribera prepara su participación en la manifestación regional del 26 de enero en defensa de la sanidad pública mientras la atención en la comarca sigue sumando deficiencias

Imagen de la manifestación por la sanidad en Burgos el pasado mes de diciembre /

El nuevo año se estrena en la comarca con los mismos problemas que arrastra la asistencia sanitaria desde hace meses, agudizados si cabe por las libranzas, vacaciones y permisos que los facultativos han acumulado durante el año y han solicitado durante las fiestas navideñas. Lo saben bien seis municipios asociados a la zona básica de salud Aranda Rural, Torregalindo, La Sequera de Aza, Aldehorno, Moradillo de Roa, Fuentenebro y Hontangas, cuyos consultorios han permanecido cerrados veinte días, desde el 21 de diciembre finales de diciembre hasta ayer mismo, 9 de enero. La doctora que atiende estos pueblos, que ni siquiera es titular, porque la plaza está vacante desde agosto, solicitó jornadas de permiso y su ausencia no ha sido sustituida. Durante estos días los pacientes tenían que llamar al centro de salud para conocer cuál era el municipio más cercano donde podían ser atendidos. Pero las cosas no se han normalizado con la vuelta de la doctora, porque dada la dificultad para encajar las sobrecargadas agendas de los pocos médicos que asumen todo el trabajo resulta imposible mantener los horarios habituales. Las agendas se organizan casi el mismo día de las consultas, de modo que en ocasiones los pacientes no saben ni siquiera el día anterior cuando podrán ser atendidos en sus pueblos. De hecho, a modo de anécdota, una vecina de Torregalindo explica como un mensaje de wasap servía en la jornada de ayer para que los vecinos y vecinas del municipio no perdieran la posibilidad de ser atendidos en su municipio, puesto que habitualmente el consultorio abre a la una del mediodía, y en este caso se adelantaba a las diez de la mañana. De no ser por la alerta de uno de los cien componentes del chat que une a los vecinos del pueblo probablemente la consulta se habría quedado desierta.

Pero no solo los usuarios de la sanidad sufren estas incomodidades, sino que los médicos padecen a diario estas deficiencias, dado que al ir acumulándose los usuarios en los consultorios abiertos se ven en la necesidad de alargar sus jornadas matinales, que acaban ya por la tarde. Una situación que no es ni mucho menos exclusiva de profesionales del medio rural, sino que también padecen los médicos de familia de los centros de salud de Aranda. Y es que desde comienzos de este año se ha agravado la situación de este colectivo, que se están viendo obligados a asumir las guardias del SUAP (el servicio de Urgencias de Atención Continuada) tras recibir instrucciones precisas de la Gerencia Provincial de Atención Primaria que ha impuesto esta medida desde el 2 de enero y que ha organizado ya los turnos para todo el año en curso. De esta forma, facultativos que por la mañana atienden entre 70 y 85 pacientes suman por la tarde otras más de 40 consultas. Todo ello con unas plantillas mermadas porque aún hay facultativos apurando sus vacaciones no disfrutadas todavía. Además si ya había bajas de larga duración sin sustituir en las últimas semanas se están sumando algunas otras de médicos que ya no pueden soportar más la sobrecarga y el estrés.

Estos son algunos de los motivos por los que las plataformas a favor de la Sanidad Pública de toda la comunidad autónoma preparan una gran movilización regional el próximo 26 de enero en Valladolid, dado que estas incidencias se multiplican en todos los rincones de Castilla y León. También la Coordinadora por la Sanidad de Aranda y la comarca prepara su participación y anima a todos los vecinos y vecinas de la comarca a sumarse a la misma, con el lema “Nos sigue doliendo la sanidad”. Las reservas para acudir en los autobuses que saldrán de Aranda a las nueve y media de la mañana se pueden hacer en las asociaciones de vecinos. A los vecinos de las zonas rurales se les invita también a acudir a estas asociaciones o llamar al teléfono 69 69 29 506. Dice Sofía Plaza, de la Coordinadora ribereña por la Sanidad, que si el pasado año la respuesta a una convocatoria similar fue masiva, este año podría superarse dado que la situación ha empeorado y también se ha incrementado el malestar de la población

La Coordinadora ribereña pide a los asistentes que acudan con las camisetas del hospital o en su defecto con ropa blanca. A los habitantes de los distintos municipios se les sugiere también que lleven pancartas que identifiquen cada localidad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?