Últimas noticias Hemeroteca

Luca Sangalli: la historia de una superación

El atacante donostiarra ha vuelto a ser convocado con la Real Sociedad para un partido oficial solo 71 días después de sufrir un ictus de carácter leve a finales de octubre de 2018

La de Luca Sangalli es una historia de superación. Una historia que ha durado 71 días que parece que han pasado volando. Pero que han sido muy largos para el extremo donostiarra y su familia. Aunque verle en una convocatoria de la Real Sociedad parece un milagro. Pocas personas, por no decir nadie, se atrevían a apostar porque Sangalli pudiera volver a jugar, menos aún porque lo hiciera a principios de este año, y encima habiendo vuelto con el grupo a finales del 2018. En poco más de dos meses puede volver a jugar un partido. Tan espectacular como inesperado.

Cuando un 31 de octubre se conoció la triste noticia, cuando todo el entorno de la Real Sociedad en concreto y el mundo del fútbol en general se sobrecogió con la información de que Luca Sangalli había sufrido un ictus isquémico de carácter leve, todos se pusieron en lo peor. También su familia. Nadie pensaba en el fútbol. Solo importaba su Salud. Conocer qué le había pasado y cómo se podía recuperar.

Pero Sangalli sí tenía en mente volver a jugar a fútbol. A los cinco días ya estaba en Anoeta viendo a su Real. Sin que nadie lo supiera, y desoyendo los consejos de los médicos, se presentó para ver el partido contra el Sevilla. A su madre, una buena jugadora de baloncesto hace tiempo, le preguntaron por su hijo en los aledaños del estadio, y dijo que estaba en casa descansando, que era pronto para ir a ver un partido. Pero Sangalli apareció en el vestuario ante la sorpresa de todos sus compañeros. Y quiso salir al homenaje a los socios más mayores con el resto del equipo, pero le pararon los pies y dijeron que se quedará dentro. Sangalli no se podía quedar quieto.

Ese espíritu de superación le fue llevando a quemar etapas a una velocidad de vertido. El 19 de noviembre ya estaba en Zubieta entrenando en solitario. Días antes ya había estado visitando a sus compañeros en las instalaciones de entrenamiento. Y a principios de diciembre, ante la sorpresa de todo el mundo, ya estaba entrenando con todo el grupo. No fue convocado contra el Alavés, porque a pesar de que ya le habían terminado de practicar todas las pruebas médicas obligatorias y necesarias, aún no tenía el alta médica. Para entonces ya sabían que no tenía “ningún afectación neurologica”, y Asier Garitano le veía mentalmente preparado, y su sola presencia hubiera ayudado al grupo. Apodado como ‘La Roca’, Sangalli es muy querido en Zubieta, por su forma de ser y de trabajar. Estudia un máster de ingeniería y acude a la universidad antes de ir a Zubieta. Su esfuerzo lo valoran todos. Sólo así se puede volver a una lista de convocados para jugar un partido de Primera solo 71 días de sufrir un ictus. Entrenando está ya a un nivel físico enorme, así que solo depende ya de lo que decida Imanol Alguacil, que le conoce muy bien porque le entreno muchos años en el filial.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?