Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 24 de Octubre de 2019

Otras localidades

Ganar al Tenerife como punto de inflexión

El Real Oviedo necesita la victoria para aproximarse a los puestos de playoff y cerrar la primera vuelta con 30 puntos, números que estarían ceranos a la media para lograr el objetivo a final de temporada.

El Real Oviedo celebra un tanto en Soria /

El Real Oviedo se verá las caras este sábado, desde las 20.30 horas, con el Club Deportivo Tenerife en el que será el último partido de la primera vuelta para los hombres de Juan Antonio Anquela. El técnico jienense y su plantilla han recuperado buena parte de su optimismo y tranquilidad tras la victoria frente al Numancia en Soria, y el objetivo de este sábado será ganar para demostrar que la dinámica por fin ha cambiado.

Hasta la fecha el conjunto de la capital del Principado solo ha logrado sumar dos victorias consecutivas en una sola ocasión en lo que va de temporada. Fue tras encadenar dos triunfos ante Sporting y Reus, ambos como local. Ahora ante el cuadro insular intentará igualar la marca y, lo más importante, seguir recortando puntos con los equipos que marcan los puestos de promoción de ascenso.

A día de hoy se ha disminuido a siete la renta de puntos del sexto clasificado respecto a los azules, algo que han conseguido después de la sufrida victoria (2-3) en Los Pajaritos frente al Numancia. No haber ganado habría dejado al Oviedo a una distancia de 10 puntos, pero los tres puntos traídos a la capital del Principado hacen que el optimismo se haya vuelto a instalar en el equipo.

El equipo parece que vuelve a ver la luz al final del túnel y ha podido afrontar una semana algo más tranquila, como reconocía el propio Anquela en la rueda de prensa previa al encuentro frente al Tenerife: "La victoria nos ha serenado momentáneamente por cómo fue y dónde. Nos fortalece".

De ganar este sábado los azules sumarían 30 puntos y aunque en el mejor de los casos tendrían el playoff a solo 4, si se dan el resto de resultados, lo más importante es que estarían en una línea optimista de cara a sumar los algo más de 60 puntos que hacen falta año tras año para estar en la fase de ascenso.

En estas últimas temporadas el sexto clasificado, el último que puede pelear por estar en Primera División, ha logrado 65; 63; 64; 61 o 61 -desde el año pasado y hasta 2014-. Estos números llevados al caso del Oviedo significan que en caso de victoria este sábado, el conjunto carbayón solo tendría que mejorar un poco los registros de la primera vuelta.

Si se gana, Juan Antonio Anquela habría sumado seis puntos menos que el año pasado tras 21 jornadas (3º con 36 puntos) y que la temporada con Sergio Egea (3º con 36 puntos). Sí sería mejor que la de Fernando Hierro en el banquillo (10º con 29 puntos). Pero todo pasa por sumar los tres puntos, si eso no ocurre sería la peor primera vuelta desde el regreso a la Segunda División y el objetivo del playoff seguiría complicándose.

A pesar de todo ello, quedan muchos puntos por disputarse y la plantilla es consciente de ello. Pase lo que pase frente al Tenerife aún quedarán 21 jornadas y 63 puntos en juego, un mundo. Ganar y confirmar la mejoría -en resultados, porque en juego el equipo no estaba disgustando- sería un verdadero punto de inflexión de cara a la segunda vuelta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?