Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

La Audiencia Nacional asumirá la causa que investiga una presunta estafa de 20 millones de euros a bancos, particulares y entidades financieras

En marzo de 2018 la Guardia Civil detuvo a 18 personas en la provIncia de Castellón por estos hechos. La organización operaba con sociedades de las islas Seychelles, Chipre y Estados Unidos

La Audiencia Nacional asumirá la causa que investiga una presunta estafa de 20 millones de euros a bancos, particulares y entidades financieras, según ha podido saber Radio Castellón. En el mes de marzo la Guardia Civil detuvo a 18 personas en la provincia de Castellón por estos hechos. La organización operaba con sociedades de las islas Seychelles, Chipre y Estados Unidos.

En marzo del pasado año, la Guardia Civil culminó una investigación con la detención de 18 personas en la provincia de Castellón por su presunta vinculación con una organización acusada de estafar más de 20 millones de euros a más de 200 particulares, cinco entidades bancarias y siete empresas financieras. Las acusaciones se centran en delitos de estafa, blanqueo de capitales, falsedad documental y pertenencia a organización criminal.

Cabe destacar que en total, los agentes detuvieron e investigaron a 29 personas en Castellón, Madrid, Sevilla y Barcelona, veinte de los arrestados eran administradores de empresas, que supuestamente formaban parte de la organización, que contaba con un entramado de más de 30 sociedades, diez de ellas figuraban en las islas Seychelles, Estados Unidos y Chipre.

El elevado número de empresas e investigados ha motivado que la Audiencia Nacional se haya hecho cargo de esta causa, que ha sido catalogada como compleja. La Guardia Civil comenzó la investigación en 2016, en la operación los agentes han intervenido 15 vehículos de gama alta, una embarcación, maquinaria industrial, joyas y material electrónico. Unos artículos que están valorados en más de un millón de euros.

Los investigados por estos hechos utilizaban una forma de operar que consistía en pedir préstamos a particulares de unos 5.000 euros. En otros casos, estafaban a entidades financieras con la compra ficticia de material industrial. Sin embargo, una de las formas de operar más recurrentes por parte de la organización consistía en crear sociedades en paraísos fiscales. Al parecer, emplearon un banco internacional ficticio, que tenía su sede en las islas Seychelles, y emitió avales por valor de más de 500 millones de euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?