Últimas noticias Hemeroteca

Los trabajadores de Alcoa no se rinden

A las once de la mañana iniciaban la marcha hacia la Plaza de España de Avilés, donde pasadas las doce han sido recibidos entre aplausos de cientos de ciudadanos, a tres días de que finalice el plazo para aceptar el plan social que supone el despido de 500 trabajadores

Los trabajadores de Alcoa no dan la batalla por perdida. Ni aún con el plan social de la dirección de la aluminera que propone 500 despidos sobre la mesa, se dan por vencidos y exigen a las administraciones públicas una mayor implicación para evitar el cierre de las factorías de Avilés y A Coruña, mientras aparece un nuevo inversor que compre las plantas, antes de que en seis meses como máximo, se consume de manera total el cierre.

A las once de la mañana iniciaban una nueva marcha multitudinaria a la que se han sumado políticos, ciudadanos y también organizaciones sindicales, desde las instalaciones de la factoría asturiana de San Balandrán, con meta en la plaza del ayuntamiento de la Villa del Adelantado, donde han sido recibidos por cientos de ciudadanos entre aplausos. En la Plaza de España se han congregado cerca de 2.000 personas de hecho, para acompañar a los trabajadores que llegaban al grito de "Maroto dimisión, si no hay solución" (en referencia a la Ministra de Industria, Reyes Maroto)  y por supuesto, al de "Alcoa No se cierra" o "una intervención es solución".

Y es que cobra especial relevancia esta protesta porque se produce a las puertas de que el martes finalice el plazo dado por la dirección de la aluminera para que los trabajadores digan si aceptan o no su la última propuesta sobre el ERE de extinción que pasa por despedir a 500 trabajadores y mantener al 30 por ciento restante de las plantillas, en las fundiciones de Avilés y A Coruña, además la torre de pasta de la planta gallega. Alcoa es partidaria también de paralizar de forma controlada las series de electrólisis (las que consumen más energía) a través de un expediente de regulación temporal de empleo, a la espera de que pudiera aparecer un socio inversor antes del 30 de junio.

Inicio de la marcha de los trabajadores de Alcoa en Avilés / Comité de empresa

La plantilla ya anuncia que rechaza frontalmente la propuesta y ha pedido a la multinacional que ceda al Gobierno central las fábricas aunque el Ejecutivo de Pedro Sánchez ya ha descartado cualquier tipo de nacionalización por ir en contra, aducen desde el gobierno, de la normativa de la Unión Europea.

Daniel Cuartas, vicepresidente del comité de empresa en Avilés, agradecía esta mañana desde Avilés, el apoyo de los políticos que se manifiestan también junto a ellos en esta marcha, pero pide más hechos, dado que el plazo corre a expensas de lo que pueda dar de sí la reunión de la mesa del ERE de extinción, convocada para el lunes y también para el martes.

Cuartas cree asimismo que con la forma de actuar de la compañía, tal y como desde un inicio vienen denunciando los trabajadores, Alcoa se retrata: en ningún momento ha tenido intenciones serias a su juicio, de negociar medidas para garantizar la viabilidad de las factorías.

Ha participado en la concentración la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, que frente al ayuntamiento que preside, se ha sumado a las peticiones al Ministerio para que estudie las posibilidades de intervenir temporalmente la empresa para desarrollar "un nuevo proyecto industrial con el sector privado". También que estudie las posibles sanciones e indemnizaciones por "los incumplimientos de la empresa de las cláusulas de venta".

El portavoz parlamentario en Asturias de IU, Gaspar Llamazares, presente también en la marcha en Avilés, cree sin embargo, que el gobierno tanto autonómico como el nacional, aún tienen mucho que decir. Pide por tanto que se adopten las acciones que garanticen el empleo. Por su parte, los miembros de Foro Asturias, que han acompañado la protesta (el diputado regional Pedro Leal, junto al diputado en el Congreso, Isidro Martínez Oblanca) pedían también soluciones al gobierno central al que recriminan que aún no haya adoptado ninguna medida singular para garantizar la actividad en empresas como Alcoa y únicamente "se ha limitado a promulgar un Decreto-Ley que pone fecha de caducidad a este tipo de industrias para dentro de tres años"

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?