Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Una idílica Piedad, cartel de la Semana Santa de Sevilla 2019

Su autor, Fernando Vaquero, pone al Cristo de La Caridad de Santa Marta en el regazo de La Quinta Angustia, ante la mirada del San Juan de La Amargura

De izquierda a derecha, junto al cartel de la Semana Santa de Sevilla 2019, su autor, Fernando Vaquero; el presidente del Consejo de Cofradías, Paco Vélez; el presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios; y el delegado municipal de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera /

El salón de actos de la Fundación Caja Rural del Sur, en la Plaza de La Magdalena, ha acogido este sábado la presentación del cartel de la Semana Santa de Sevilla 2019, una obra en la que su autor, el pintor sevillano Fernando Vaquero Valero, ha compuesto una idílica Piedad con el Cristo de La Caridad de Santa Marta, la Virgen de La Quinta Angustia y el San Juan de La Amargura.

El sencillo acto -en esta ocasión sin piezas musicales- ha contado con la intervención del secretario del Consejo de Cofradías, José Carretero; el presidente de la citada Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios; el delegado del Jueves Santo en el Consejo, José Francisco Haldón; el propio Fernando Vaquero, quien ha explicado de forma pormenorizada las características de su trabajo; el presidente del Consejo de Cofradías, Paco Vélez; y el delegado municipal de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera.

La explicación del cartel

El cartel de la Semana Santa de Sevilla 2019 en detalle / @ElConsejoSev

De los aspectos más llamativos del cartel de Fernando Vaquero -junto a estas líneas en detalle- destaca su formato muy vertical (147 x 82 cms.), proporción entre alto y ancho para que la imagen pueda cuadrar completamente con la pantalla de los dispositivos móviles.

"Oh vosotros los que atravesáis el camino, mirad y ved si hay un dolor semejante al mío". Este lamento del profeta Jeremías constituye el punto de partida sobre el que Vaquero empezó a componer su cartel. El artista ha imaginado este lamento en boca de María, en los labios de una Virgen con el cuerpo inerte de su Hijo sobre sus rodillas y que elevando su mirada al cielo parece pronunciar aquellas palabras.

Una composición en diagonal que respira una estética murillesca ya que su búsqueda iconográfica parte de la Piedad de Murillo, un cuadro que se conserva en el Museo de Bellas Artes. Son ya varios estudios los que han apuntado la posibilidad de que Vicente Rodríguez Caso pudiera basarse en este cuadro para crear su Virgen de La Quinta Angustia, una imagen que encajaba a la perfección en las pretensiones imaginativas de Fernando Vaquero.

Tras esta decisión se acomete la búsqueda del Cristo, según sus palabras fue hacer un pequeño boceto de esta Virgen con el Cristo de La Caridad de Santa Marta y sorprenderse con una maravillosa simbiosis tanto estética como emocional que encajaba a la perfección.

En la exposición, realizada de manera original a través de un vídeo explicativo, Vaquero pasó a abordar el tema del sudario. Según sus palabras, "Nada hay más preciado para un cofrade que su túnica, una prenda que duerme todo el año en un altillo esperando a que nuestras madres la bajen en Cuaresma para prepararla y nos vistan con ella año tras año para realizar nuestra ansiada estación de penitencia. Pero bien sabéis que este no es el único significado que tiene nuestra túnica, el hábito de nazareno es también la prenda con la que se amortaja a un hermano cuando fallece para realizar la estación de penitencia definitiva. Por lo tanto, ¿qué mejor símbolo del sudario que nuestra propia túnica? Como homenaje al centenario de la composición de la marcha 'Amarguras' en este 2019, la túnica elegida para este cometido sería la de mi Hermandad".

Una de las principales novedades de este cartel es la de la fusión de titulares de varias cofradías en una misma escena, Vaquero utiliza este recurso para poner en valor la concordia y buenas relaciones que existe entre hermandades. Vaquero lo argumentó así: "Quizás la concordia más conocida pueda ser la del Gran Poder y la Macarena escenificada en la famosa venía, pero, cada Semana Santa somos espectadores de esas señales de respeto y cariño cuando por ejemplo una cofradía pasa por delante de la puerta de otra y sus insignias presiden el paso de la misma, préstamos de enseres, convivencia entre hermandades, cuando una hermandad ofrece su templo en situaciones de lluvia, etc. Los ejemplos serían interminables. Incluso podemos retrotraer este argumento hacia atrás en la historia y hablar de algo que en muchas ocasiones fue lo que salvó a muchas cofradías de su extinción: me refiero a la fusión entre hermandades: recordemos el elevadísimo número Hermandades penitenciales fusionadas con Sacramentales, como la Amargura, la Cena, la Lanzada etc., o de las Archicofradías, fusión de varias cofradías en una, como la Archicofradía del Valle o la Sacramental de Pasión".

El apartado personal del autor

Creado el mensaje central, Fernando Vaquero lo potencia con su parte personal, en la que añade a un dulcísimo y doliente San Juan de La Amargura que parece no querer intervenir en el dolor de aquella Madre retirándose un paso atrás en la escena.

Otro elemento que ha llamado mucho la atención es la descripción del viento del Gólgota utilizando las telas del sudario y un manto murillesco típico de sus Inmaculadas para expresar artísticamente este efecto atmosférico.

Las letras de Sevilla están representadas formando una corona o diadema dorada sobre la Virgen en homenaje otro de los actos que nos esperan este 2019: la Coronación de la Virgen de los Ángeles de la Hermandad de los Negritos

Como suele ser frecuente en la producción pictórica de Vaquero, el guiño a la historia está también presente en este cartel. En esta ocasión la mano del Cristo parece señalar el germen de nuestra Semana Santa: una escena lejana en el tiempo en la que los antiguos disciplinantes encabezados por la cruz de las toallas de la Hermandad de los Negros se dirigen en Vía Crucis hacia el templete de la Cruz del Campo. La frase que inspiró la composición de su cartel se cierra ahora completando el mensaje: "Oh vosotros, los que atravesáis el camino...".

Formato y técnica

Por último, cabe destacar que la técnica utilizada es óleo sobre lienzo y el formato elegido posee la relación entre alto y ancho para que pueda cuadrar completamente con la pantalla de los dispositivos móviles que son hoy día los medios más comunes en los que se difunden estas imágenes.

Biografía del cartelista

Aunque de pequeño tuvo los consejos de su tío el pintor Francisco Maireles, no es hasta recibir las enseñanzas del renombrado pintor Antonio López cuando Fernando Vaquero se inicia profesionalmente en la pintura. Con este prestigioso pintor, encamina sus pasos hacia el realismo pictórico, estilo que no ha abandonado. Artista en continua formación, el pintor sevillano Fernando Vaquero ha sido discípulo de artistas de la primera línea del panorama pictórico como Eduardo Naranjo, César Santos, Golucho, Eloy Morales, Adrián Smith, Arantzazu Martínez o Juan Antonio Huguet.

En su catálogo se distinguen varias vertientes: la pintura historicista, en la que recrea escenas del pasado, destacando obras como "El Expolio" de enorme éxito en la pasada muestra "Reflejos de Murillo", o los llamados "Estudios de pintores" y la vertiente sacra, en la que sobresale por la profunda originalidad en las composiciones de sus carteles, entre los que podemos mencionar el Cartel del Corpus Christi de Sevilla 2016, el de la Semana Santa de Carmona 2018 o el de la Romería de Valme 2018.

Su obra se encuentra en países como Reino Unido, Italia, Países Bajos, Alemania o Canadá. Vaquero es también Premio de pintura por el Real e Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Sevilla.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?