Últimas noticias Hemeroteca

Joan Ribó: "En Valencia ya no se corta la luz y el agua a las personas vulnerables"

Durante el 2018 se destinaron más de 668.000 euros distribuidos en 1.309 ayudas para combatir la pobreza energética

De nuevo esta pasada noche se han alcanzado temperaturas gélidas en la ciudad de Valencia. El termómetro se ha quedado entorno a los 2 grados. Esta próxima noche volverán a acercarse a los cero grados. Mucho frío que sufren especialmente las personas que viven en la calle.

El ayuntamiento de Valencia ha vuelto a poner estas noches a disposición de las personas que duermen habitualmente en la calle 192 plazas divididas en tres albergues, el de la Asociación Valenciana de la Caridad, el Sant Joan de Déu y el Centro nocturno municipal de baja existencia.

La concejala Consol Castillo explica que desde el consistorio tienen dos tipos de plazas en estos centros, las ordinarias y las extraordinarias, las que se usan para condiciones extremas, que en palabras de Castillo en Valencia, por el clima que tenemos, se dan en todas las estaciones: en invierno por las bajas temperaturas, en verano por las altas temperaturas y en otoño por las lluvias torrenciales.

Aun así, explica que tienen dos espacios más para situaciones de climatología extrema así como partidas económicas para enviar a estas personas a pensiones y el ayuntamineto también cuenta con 14 viviendas, en régimen de tenencia o semi tuteladas, en las que hay 52 plazas para que estas personas se puedan resguardar y un centro de día de fin de semana con medio centenar de plazas. .

Y precisamente a esta operación frío se ha referido este sábado el alcalde, Joan Ribó. Ha puesto de manifiesto que en Valencia "no se le corta ni la luz ni el agua a ninguna persona por causas ecónomicas", lo que califica como un gran avance.

De hecho, en este sentido, el consistorio está llevando a cabo una serie de políticas de ayudas a todas esas personas que a día de hoy sufren problemas de pobreza enérgetica. Así, se han destinado más de 230.000 euros en ayudas para pagar el agua, 65.000 para pagar el gas y 370.000 euros para pagar la luz, lo que supone que durante el 2018 se destinaron más de 668.000 euros distribuidos en 1.309 ayudas.

Además, desde los servicios sociales se han llevado a cabo diferentes convenios con compañías eléctricas para paralizar el corte de suministro a las personas que están recibiendo estas ayudas, que se reactive el servicio si ya se había cortado o facilitar a tramitación del bono social que permite la reducción de entre un 25 y un 40 por ciento en la factura de la luz, así como formar a esta gente en eficiencia enérgetica.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?