Últimas noticias Hemeroteca

Antón Gómez-Reino: "Si yo fuese Luís Villares, dimitiría"

Antón Gómez-Reino y Aida Pena en los estudios de Radio Galicia /

El secretario xeral de Podemos Galicia, Antón Gómez-Reino asegura que él, si fuese Luís Villares "dimitiría" como portavoz parlamentario de En Marea, aunque admite que la decisión de un posible relevo "depende de los diputados".

En una entrevista en la Cadena SER recordó que varios integrantes del grupo "están poniendo encima de la mesa que Villares no habla por la mayoría" y él considera que "un dirigente tiene que hablar por todos, tiene que representar a todo el mundo y tiene que saber llegar a acuerdos con todo el mundo".

"cada día, cuando me levanto, siento en la espalda esta magnífica responsabilidad histórica"

"La responsabilidad histórica que tenemos es absolutamente magnífica; yo la siento cada día en la espalda cuando me levanto". Gómez-Reino respondió así a una pregunta sobre los líos internos de la izquierda mientras la derecha se radicaliza. "Venía de los movimientos sociales y si me metí en esto fue por construir un cambio. En estos años hemos conseguido ser, además de un espacio de cambio, un muro de contención ante las políticas autoritarias, ante las políticas de la derecha. Tenemos que seguir haciéndolo en un momento fundamental, saber llegar a acuerdos y poner en valor lo muchísimo que estamos haciendo. Además de políticas públicas diferentes, estamos poniendo encima de la mesa ayuntamientos con corrupción cero. No es poco, pensemos cómo estábamos en 2014".

Admite que la crisis interna ha oscurecido el trabajo institucional de En Marea, algo "absolutamente irresponsable" y por eso él también "dimitiría inmediatamente" si fuese uno delos que cometieron "irregularidades para mantener el control político de un espacio".

Para Gómez-Reino, Villares y los suyos intentaron "alterar" el resultado de un plenario político "que la coordinadora perdió" a lo que siguió "un proceso plagado de irrgularidades". Cita el informe pericial encargado por Podemos Galicia para concluir que "se cambió un sistema garantista por uno que no tenía ninguna garantía", tanto en lo referente a la protección de datos como a la propia votación.

El responsable de la formación morada evitó dar por hecha la ruptura de En Marea al defender que "el espacio de cambio en el país es sólido y va a ser sólido suceda lo que suceda con el partido instrumental; ése es el compromiso de Podemos Galicia". Recordó que "construimos" el partido "para las elecciones autonómicas" pero ahora "es imprescindible hacer un espacio más amplio, más grande, donde los partidos, la sociedad civil y las mareas municipalistas estén cómodas". Consideró "evidente" que ese "espacio" tiene que seguir en mayo "consolidando el cambio en las elecciones municipales y teniendo un buen resultado en las europeas, fundamental para frenar a la extrema derecha".

Gómez-Reino admitió estar deseando "dar carpetazo" a la crisis interna, algo "imprescindible" para poder dedicarse a tratar de "solventar los problemas de la gente". Cree que los problemas de credibilidad que puedan derivarse de esta situación se combaten "con el aval de unos alcaldes que están cambiando sistemáticamente nuestras ciudades y un grupo en el Congreso que está haciendo un trabajo parlamentario considerable" y asegura que ni él ni Podemos Galicia "estuvimos nunca por alimentar conflictos; todo lo contrario".

Considera que "no me toca a mí" hablar de decepción con Villares, sino "a los gallegos", para luego admitir que "el resultado de En Marea en las autonómicas no fue el esperado".

De cara a las municipales, señaló que los inscritos en Podemos Galicia "hablaron clarísimamente" a favor de "apoyar marcas consolidadas" como "las mareas que están gobernando". Para evitar la "decepción" de los votantes apuesta por "poner en valor las cosas positivas que estamos hacieno, que son muchas, y solventar las que no estamos haciendo bien". Le parece "una lástima" que no se hable de los Presupuestos Generales del Estado, "del trabajo político hecho, de un acuerdo que tiene que ver con pensiones, salario mínimo interprofesional... un montón de cosas" aunque toca "seguir presionando al gobierno" para obtener unas cuentas "más amplias, más beneficiosas para la mayoría social y con más compromisos para Galicia".

No oculta su preocupación por el auge de Vox, una fuerza política que está "contra todo: las mujeres, la democracia, la Constitución...". Denuncia que los que están dando "un salto al vacío" al pactar con ellos -en referencia al PP y a Cs, "que se quitó definitivamente la careta- están cometiendo una irresponsabilidad histórica". Por eso considera que las confluencias tienen otra responsabilidad del mismo calado, "evitar que tengan espacio político en nuestro país fuerzas reaccionarias que nos puedan llevar a un espacio muy oscuro".

Gómez-Reino participó en la manifestación en Coruña en defensa del futuro de las fábricas de Alcoa, un "momento dramático" en el que "hay que exigir al gobierno que pase de las palabras a los hechos". "Lo que están poniendo encima de la mesa es la muerte de Alcoa y los trabajadores no lo aceptan".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?