Últimas noticias Hemeroteca

Reconoce que acuchilló a un hombre en Carballo pero dice que no quería matarlo

El hombre acusado de matar a otro en Carballo (A Coruña), tras asestarle 57 cuchilladas, ha reconocido los hechos en el juicio pero ha alegado que no tenía intención de matarlo.

Tras la constitución del jurado popular el pasado vienes, la Audiencia Provincial de A Coruña ha acogido este lunes la sesión del juicio contra este hombre, para quien la Fiscalía pide una condena de 22 años y medio de cárcel por un delito de asesinato y otro de tenencia ilícita de armas. Una petición que la acusación particular eleva a 25 años.

Los hechos sucedieron en diciembre de 2017 en una carretera de Carballo durante una discusión motivada porque la víctima le pedía al acusado que le diese una mayor cantidad de la droga comprada tres días antes en Ferrol.

Tras mantener un forcejeo, el presunto agresor, de acuerdo con el relato de hechos que hace la Fiscalía, le asestó a su acompañante las 57 cuchilladas, algunas cuando la víctima yacía ya en el suelo.

Unos hechos de los que el acusado se declara culpable, según ha manifestado en su declaración ante el tribunal. Sin embargo, ha alegado que no tenía intención de matar al hombre y que, tras lo ocurrido, se siente "muy mal".

"Delicuente violento"

Dirigiéndose al jurado popular encargado de juzgar a este hombre, la fiscal ha calificado de "delincuente violento y peligroso" al procesado, con antecedentes penales por robos con fuerza y lesiones, entre otros delitos.

Asimismo, la representante del Ministerio público ha manifestado que, pese a haber consumido drogas, el acusado era "plenamente consciente" de que estaba acuchillando a su víctima. "Sabía lo que hacía", afirma.

La defensa

Frente a esto, la defensa del acusado solicita la libre absolución de su defendido, alegando que este "no era consciente" del acto que estaba cometiendo al estar bajo los efectos de las drogas. Y es que ese día, según recoge en su escrito, el procesado habría consumido cocaína, heroína, hachís y alcohol.

Además, según este mismo escrito de defensa, el hombre habría actuado "en defensa propia" después de que la víctima lo amenazase con una navaja. Ante este acto, el procesado "sacó el cuchillo sin ser consciente", sostiene la defensa.

Además de la pena de prisión, tanto la Fiscalía como la acusación particular reclaman que el procesado indemnice a los familiares de la víctima. El Ministerio público fija la indemnización en 210.000 euros, una cifra que la acusación particular eleva hasta los 500.000 euros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?