Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 24 de Enero de 2020

Otras localidades

Comienza la construcción de las corbetas para Arabia Saudí

Trabajadores del astillero de San Fernando inician la faena con un simbólico corte de chapa

Corte de la primera plancha para las corbetas que construye Navantia San Fernando para Arabia Saudí /

Es el contrato más importante de Navantia con un cliente extranjero y también el más polémico. La construcción de las cinco corbetas para Arabia Saudí ha comenzado este martes en los astilleros de San Fernando con un simbólico corte de chapa en la factoría isleña.

El acto oficial convocado por Navantia ha consistido en el corte de la primera plancha del buque, perteneciente al bloque 401 de la cámara de máquinas, con unas dimensiones de 12 x 2,4 metros, un espesor de 7 milímetros y un peso de 1.254 kilos.

La cita ha reunido a más de 500 trabajadores, buena parte de la plantilla que diseñará y construirá estos buques y los sistemas integrados, ante los que se ha realizado una presentación del programa. Además, han presenciado el acto delegaciones de las armadas de España y Arabia Saudí, encabezadas por el almirante José Luis Urcelay y el contralmirante Fahad Ali Alfuraidan, respectivamente.

La presidenta de Navantia, Susana de Sarriá, ha destacado que el de la construcción de las corbetas “se trata de un programa estratégico para Navantia, que además de impulsar la actividad económica y el empleo, nos posiciona internacionalmente como una empresa que contribuye a la Seguridad y Defensa. Además pone en el escaparate un barco de altas capacidades que puede satisfacer las necesidades de otros potenciales clientes en esta región del mundo y otros puntos de interés”.

También ha insistido en que “con el Plan Estratégico se va a impulsar una nueva Navantia entorno a su plantilla rejuvenecida para garantizar su futuro y sus señas de identidad como empresa al servicio de la seguridad y defensa de los ciudadanos”. “Vamos a incrementar aún más nuestra ya muy relevante aportación social como impulsores de la creación de empleo de calidad y de la industria gaditana y española”, ha remarcado.

Más de 100 empresas auxiliares

El contrato, en vigor desde el pasado mes de noviembre, fortalece el futuro inmediato de Navantia, según la propia compañía, y beneficia a todos los astilleros de la compañía y a su industria auxiliar, en especial, a toda la Bahía de Cádiz.

Supondrá una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas que, traducido a empleo, alcanzarán la cifra de 6.000 empleos durante los próximos cinco años. De estos, más de 1.100 serán empleados directos, más de 1.800 empleados de la Industria Auxiliar de Navantia y más de 3.000 empleados indirectos generados por otros suministradores. Serán más de 100 las empresas auxiliares que colaboren en el programa de construcción de corbetas, que ahora arranca, y cuyo último buque deberá ser entregado en el 2022.

Se incluye, además de la construcción, el apoyo al ciclo de vida durante cinco años, desde la entrega del primer buque, con opción a otros cinco años adicionales.

El diseño de las corbetas es de última generación, maximizando a la vez la participación de Navantia mediante la incorporación de productos propios, como el sistema de combate ‘CATIZ’, el sistema de comunicaciones integradas ‘HERMESYS’, la dirección de tiro ‘DORNA’, el Sistema Integrado de Control de Plataforma, el puente integrado ‘MINERVA’ y los motores y las cajas reductoras.

Por otro lado, el contrato también incluye el suministro de varios servicios tales como apoyo logístico integrado, adiestramiento operacional y de mantenimiento, suministro de centros de formación y adiestramiento para el sistema de combate y sistema de control de plataforma de los buques, y los sistemas para el mantenimiento de los buques en la Base Naval.

En el acto se ha reseñado que en 2019 se conmemora los 230 años de uno de los viajes científicos más importante de la historia, la Expedición Malaspina. Precisamente, los buques que lo llevaron a cabo fueron las corbetas ‘Descubierta’ y ‘Atrevida’, botadas en el Astillero de San Fernando en abril de 1789. Fueron las primeras corbetas de la nueva Armada Española, cuya construcción supuso un hito en la historia naval por sus múltiples capacidades y por su velocidad en la navegación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?