Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 24 de Febrero de 2020

Otras localidades

UCAM Murcia gana con 'bajitos' (57-63) y es virtualmente campeón de grupo

Juárez dejó fuera de la convocatoria a Oleson, con una sobrecarga muscular, Cate con un esguince en el tobillo y Soko, con molestias en la rodilla derecha

Bajo mínimos y sin apenas juego interior afrontó y ganó (57-63) el UCAM Murcia CB el partido contra un Avellino Sidigas. A pesar de sus bajas y de la frialdad en la grada por el escaso público, los italianos (segundos en su Liga) tenían argumentos para ponérselo muy complicado al líder del Grupo A. Fue un partido gris en el que se impuso el que menos errores cometió. El conjunto de Juárez ya conocía que el Banvit había ganado en Novgorod, y eso suponía que en caso de conseguir la victoria no era matemáticamente campeón de su grupo a falta de tres jornadas, aunque sí virtual. En el UCAM Murcia CB había tres bajas importantes, más por precaución que por otra cosa, que mermaron notablemente su juego interior. Soko tenía molestias en la rodilla derecha, Oleson una sobrecarga muscular y Cate un esguince en el tobillo.

En el primer cuarto las alternativas se sucedieron. la igualdad se mantuvo casi hasta el final. El técnico del equipo murciano optó por darle minutos a los menos habituales, bajo la dirección de Kloof. A base de triples los italianos se fueron cuatro puntos arriba, pero el base holandés respondió desde el exterior y el tanteo se volvió a igualar. En los últimos instantes y gracias a los triples de Radoncic y Rojas, el que estableció una nueva marca fue el conjunto de Murcia (14-19). Muchos errores en ambos equipos y pocas faltas, pero lo más importante es que dominaban los murcianos sin necesidad de realizar grandes alardes (16-21).

En el segundo cuarto el Avellino se acercó tanto a los murcianos, que con un parcial de salida de 6-0, le dio con mucha facilidad la vuelta al marcador. La defensa visitante no estaba ajustada y el entrenador del UCAM Murcia tuvo que poner nuevamente en la pista a Rojas, para incrementar la tensión en defensa, y Doyle para buscar los puntos que el resto no tenían. El encuentro se igualó a errores, más que a aciertos, en ambos conjuntos. La precipitación hizo a los murcianos perder demasiados balones y las ganas de resolver de forma individual en ataque a los locales, les privó de hacer más daño a su oponente. El Avellino Sidigas se puso por delante en el marcador, pero un triple de Rojas a cinco segundos para el final hizo que el tanteo se volviese a igualar (32-32).

Tras el descanso la tónica del escaso acierto en ataque siguió latente en ambos equipos hasta el 38-40. Hasta ese instante el tanteo era muy bajo, pero dejaron solo a Rudez, lanzó de tres y lo anotó. Con la muñeca caliente, se volvió a probar, pero de dos y al anotar el 38-45 el técnico local pidió un tiempo muerto. La respuesta del UCAM Murcia CB no se hizo esperar. Sin espacio y con un defensor encima, Doyle anotó otro triple y con el 38-48 marcó la máxima diferencia del partido a tres minutos para el final. El conjunto italiano estaba desastroso en ataque y los murcianos supieron aprovecharlo. El cuadro de Juárez tuvo dos triples para irse por trece puntos, pero no acertó. Al final, un 40-50 que explicaba perfectamente que los dos conjuntos estaban caninos en ataque, si bien los visitantes estaban defendiendo a un buen nivel. Los italianos, muy perdidos en labores ofensivas solo encontraron respuesta en jugadas individuales.

En los primeros minutos del último acto el UCAM Murcia CB desapareció de la pista y dilapidó buena parte de su renta por falta de tensión y errores absurdos. Un parcial de 8-2 obligó a Juárez a parar el partido a 6:48 para el final y es que la sensación que ofrecían sus hombres es que estaba todo hecho. Le dio entrada a Rojas para elevar la tensión defensiva y surtió efecto. El Avellino dejó de estar cómodo en ataque y los 'grandes' del UCAM Murcia empezaron a anotar. A 5:03 el que pidió tiempo muerto fue el entrenador local con el 50-58. También el entrenador local logró su propósito y a 3:45 su equipo se situó a un punto (57-58). La balanza la decantó Rudez con un triple a 1:43 y con el 57-61, el que tuvo que arriesgar y falló, fue el equipo italiano (57-63).

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?