Últimas noticias Hemeroteca

Sobre la la respuesta de Nueva Canarias

Nuevas Canaras reaccionó ayer a las últimas informaciones de La Provincia, en las que se revela que el Cabildo pagó por las fincas de los cuñados de Román Rodríguez y su mujer más del doble de lo que ellos habían solicitado. Se trata de una información de extraordinario calado, porque puede situar la operación de compra fuera del ámbito de una torpeza para convertirla en un delito. La reacción ante las informaciones no fue –como cabría esperar de un partido de Gobierno- desmentirlas con datos fehacientes, sino arremeter contra el periódico y los periodistas que han divulgado los documentos que prueban la existencia de una oferta más barata. Es el viejo sistema de matar el mensajero, tan criticado por Román Rodríguez cuando lo usaba Jose Manuel Soria contra los periodistas que publicaban asuntos que no le gustaban.

En una incendiaria y bastante tosca nota oficial, que recoge declaraciones de Carmelo Ramírez, no sólo se carga contra los periódicos, también contra los consejeros del Cabildo que han pedido explicaciones, y contra Fernando Clavijo, del que se recuerdan pasados, presentes y futuros problemas con la justicia, algunos ya sobreseídos y otros pendientes de imputación, además de señalar la contratación de altos cargos y concejales. Ese es el sistema de repartir porquería sobre todo el mundo: no explica lo de que se pagara más de lo pedido por las fincas, pero viene a decir que en todas partes cuecen habas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?