Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

De Valdelagua hasta Gualda, una ruta entre el Tajo y el Tajuña

Fernando Santander propone descubrir una bonita ruta encajada entre los valles y los altos de la Alcarria

La ruta que Fernando Santander plantea esta semana en el Rincón Verde de SER Guadalajara discurre por la vega del arroyo de Gualda, que nace en Valdelagua, una pedanía de Budia prácticamente deshabitada.

"El nombre en este caso es bastante esclarecedor de la situación y las condiciones geológicas que nos encontramos", explica. "El pueblo está ubicado en un estrecho barranco surcado por un arroyo alimentado por varias fuentes, algunas de las cuales se encontraban en el interior de las casas y bodegas de la villa"

En Valdelagua viven hoy solo 3 habitantes pero, curiosamente, fue allí donde los integrantes del programa La Vida Moderna de la Cadena SER (Broncano, Ignatius y Quequé) fundaron la ficticia y popular República de Moderdonia.

Allí, en la misma plaza donde se grabaron los programas, sale un camino hacia el Norte que sube a la Alcarria. "Conviene subirlo y disfrutar de las vistas", asegura Santander, que destaca la diversidad del terreno. "Estamos en el borde de la Alcarria geológica y hay un contraste tremendo del relieve que incluye un gran conjunto de valles labrados por arroyos afluentes del Tajo.  Esta sucesión de valles ha generado un lugar muy variado, donde los contrastes entre solanas y umbrías generan diversidad de vegetación".

En esta época el paisaje está marcado por tonos verdes y marrones. "Vemos sobre todo quejigos y encinas, aunque también hay algunos pinares que llaman la atención cuando estamos llegando a Valdelagua. En lo alto del pueblo hay algunos ejemplares tremendos".

Una vez que volvemos al camino del fondo de la vega, los paisajes se van sucediendo con grandes contrastes entre solanas y umbrías. "Los montes que tenemos a nuestra derecha son bosques de quejigos espectaculares. Además, ocurre una cosa muy curiosa. Esos bosques de quejigos son muy tupidos en Valdelagua, pero en el término de Gualda están mucho menos densos porque han sido explotados para carbón".

El fin de la ruta es el propio municipio de Gualda, el lugar donde, en 1273, el rey de Castilla, Alfonso X el Sabio, firmó los privilegios por los que se crea el “Real y Honrado Concejo de la Mesta”. "Hay una serie de casas y palacios nobles bien conservadas, con escudos heráldicos y un reloj de sol. La iglesia, del siglo XVIII, es monumental y digna de visitar. En las inmediaciones del pueblo hay una necrópolis visigoda con más de 30 tumbas excavadas en la roca, y su correspondiente poblado en ruinas".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?