Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

'La posverdad de Boira'

El colectivo Andalucía bay 20:30 hace balance de la visita del comisionado para el Corredor Mediterráneo Josep Boira

La presidenta del colectivo Andalucía Bay 20:30, Arantza Montero, nos remite este artículo de opinión, en el que analiza la visita del comisionado del gobierno de España para el Corredor Mediterrásneo, Josep Vicent Boira.

En el mundo ultraconectado en el que vivimos, es más importante que nunca, no ser, sino parecer. Las telecomunicaciones ponen en manos de todos nosotros mucha información, demasiada a veces. Ante tal exceso de datos, las personas terminamos filtrando y solo creemos la que se nos presenta ante nuestros ojos, sea verdad o no. Posverdad, que se llama ahora.

El señor Boira, es un claro ejemplo de ese filtrado. El Coordinador del Corredor Mediterráneo para España, invitado por la Confederación de Empresarios de Cádiz, vino a la Bahía de Algeciras a presentarse frente a empresarios, agentes sociales y entidades de la comarca a decirnos lo que todos ya sospechábamos:que no tiene previsto ejecutar un desarrollo especial del Corredor en este puerto "hasta que la vía no se llene". Y que mientras tanto, estaremos como cualquier otro puerto o cualquier otra población, al albur de que los tiempos y la providencia se acuerden de nosotros, encogiéndose de hombros ante las preguntas sobre el ramal central del Corredor Mediterráneo (el Algeciras - Bobadilla - Madrid - Zaragoza - Tarragona), como si con él no fuese la cosa y haciendo caso omiso a la web de la UE del citado corredor donde se informa que la Algeciras – Madrid es el primer tramo del mismo y debe estar finalizado en 2020.

Pero el señor Boira ha filtrado la información y se ha quedado con la que más le interesa. Para él, el Corredor Mediterráneo es únicamente aquel que se impulsa por la costa levantina, porque es lo que lleva asumiendo desde hace años y es lo que él, con una actitud cuasi religiosa, quiere creer. No importan los reglamentos y las directivas europeas. Él lo ve así y eso es suficiente.

También ha filtrado que el Puerto de Algeciras no es un puerto normal. Pese a ser el mayor puerto de España, el puerto que más mercancías mueve en contenedores y el puerto de España que más rutas marítimas tiene, él lo omite o lo ignora. Argumenta que el tren del puerto de Algeciras no se usa. Obvio, se trata de una infraestructura obsoleta que hasta hace 100 días era un tren decimonónico y olvidado, y ahora ni eso. Mientras siga siendo poco rentable transportar mercancías por ella, o mientras siga estando cortada la línea, va a ser complicado que la vía se sature.

Pero no personalicemos todos los males en la persona del señor Boira. Lo que debería indignamos y hacernos clamar justicia ante este despropósito es que el Coordinador para el Corredor Mediterráneo tan solo transmite la visión y la política de infraestructuras instalada en el Ministerio de Fomento y en los distintos Gobiernos de España desde hace décadas. No es un problema de Boira y su provincianismo. Es también un problema de la Bahía de Algeciras y su indolencia. Tenemos un defecto, hacemos muchas cosas y las hacemos muy bien, pero nos cuesta mucho decirlo con orgullo. Acostumbrados a los palos, creemos incluso que nos lo merecemos cuando viene alguien como el señor Boira y nos dice en la cara que no importa que hayamos superado por tercer año consecutivo las 100 millones de toneladas. Que lo que importa es que en Valencia las empresas y las personas se movilizan y aquí no. Que lo que importa es que Valencia se autodenomina el puerto de España y aquí nos da vergüenza. Que lo que importa es que en Valencia se juegan 3 millones de votos y aquí 250.000.

Y quede clara una cuestión básica. La lucha y defensa por la transformación de la Algeciras - Bobadilla en un tren de altas prestaciones tal y como demanda Europa no es para conseguir un tren nuevo y bonito, no es un capricho. Por el contrario; la planificación, el desarrollo y la explotación de los Corredores europeos contribuyen al buen funcionamiento del mercado interior y el fortalecimiento de la cohesión económica, social y territorial, y tienen asimismo los objetivos específicos de permitir la movilidad sin fisuras, segura y sostenible de personas y mercancías, de asegurar la accesibilidad y conectividad de todas las regiones de la Unión y de contribuir a promover el crecimiento económico y la competitividad desde una perspectiva global.

Es por ello que las manifestaciones del señor Boira son inaceptables como dirigente político que debe velar por la solidaridad y la igualdad de oportunidades entre los territorios, intolerables porque muestran de un modo flagrante la intención de seguir aumentando la discriminación de nuestra región frente a otras comunidades e inasumibles porque atacan frontalmente la capacidad de desarrollo económico de una sociedad, la nuestra, tan castigada por la lacra del desempleo.

Tenemos que empezar a asumir que no basta con ser el mejor. También hay que parecerlo. En estos tiempos ultraconectados, o se pone de manifiesto el liderazgo o aquellos que no piensan en economía, sino en ingeniería electoral, no nos harán ni caso. Como ya llevamos 100 años. Ya es suficiente.

Exigimos el tren que Europa demanda y nuestra sociedad se merece.

Y exigimos el compromiso de los agentes económicos y el impulso de la clase política, sin distinciones, sin fisuras, con una sola voz.

Nuestra dignidad nos obliga.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?