Últimas noticias Hemeroteca

Lo hablamos claro con Inmaculada Olea

Inmaculada Olea es la Alcadesa de Guadix.

Entiende que la política es una vocación, y no una profesión, por lo que afirma que, después de cuatro años, es necesario optar a una nueva legislatura para completar aquello que han comenzado, y “si mis compañeros me avalan… yo ya he verbalizado que quiero concurrir como candidata”.

Es funcionaria del Instituto Nacional de la Seguridad Social, aunque de pequeña quería ser médico. Todo ello, marcado por la “perspectiva de servidora pública” que le lleva a ser la número dos de la lista del PSOE en el año 2011, y candidata para acabar siendo alcaldesa en 2015.

La experiencia, de la que declara luces y sombras, como todo en la vida, “te hace valorar muchas cosas, pero merece la pena… si somos capaces de atender una necesidad, de resolver un problema, de resolver una situación merece la pena”. Después de todo, habla de “sobreesfuerzo” el no tener que dedicarse solo a los problemas de los vecinos o de la ciudad, sino que “requiere más tiempo” la comunicación con el resto de grupos políticos para llegar a consensos.

Aún a pesar de ello, “vivir tres años en la política es como vivir toda una vida”, y reclama un esfuerzo por dignificar la actividad política pues “últimamente está muy denostada y… es un instrumento para cambiar la vida de las ciudades y de las personas”.

La experiencia como alcaldesa le ha dejado momentos difíciles como tener que plantear una ‘cuestión de confianza’. Aunque lo peor ha sido vivir el accidente en la pirotecnia y el asesinato de María Pilar Cabrerizo pues fueron “situaciones que me sobrepasaron”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?