Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 24 de Octubre de 2019

Otras localidades

"Mi mano está tendida a todos los operadores de la ciudad, no se ha vetado a nadie"

El adjudicatario del Palacio de Congresos de Córdoba, Juan Salado, recuerda que "si la segunda fase estuviera terminada, habría eventos que hoy no se estarían planteando irse a otra ciudad"

Juan Salado, adjudicatario del Palacio de Congresos de la Calle Torrijos, durante la entrevista en Radio Córdoba /

Usted es el adjudicatario del Palacio de Congresos, el responsable de la empresa adjudicataria que es una UTE de la empresa Palacio de Congresos de Córdoba S.L. y el grupo nacional Marva. El Palacio se reabrió, después de muchas dificultades y muchas expectativas, el 4 de octubre de 2018... ¿Qué balance pueden hacer de estos meses de octubre a diciembre de 2018?

De octubre a diciembre ha sido un poco frenético, no nos ha dado tiempo a arrancar con la gestión, sino que directamente hemos pasado de la entrega de llaves atender a clientes, porque había peticiones previas a nuestra entrada en la gestión de la explotación del recinto, y no nos ha dado tiempo a organizarnos, y a darle soporte a una empresa y a una gestión.

Estamos ahora precisamente en enero y en febrero trabajando en esto, y nos estamos dedicando a poner los cimientos para un proyecto tan sólido, y tan de largo plazo, como puede ser el Palacio de Congresos, que son 18 años, y hay que poner unos cimientos fuertes para que esto sea consistente y solvente.

¿Qué datos puede aportar del año pasado?, ¿cuál es la perspectiva de este?, ¿con cuántas personas y cuántos eventos esperan cerrar el año?

En 2018 han sido 21 eventos en dos meses y medio.

Había, como usted dice, bastante expectativa por parte no solo del mercado de los congresos a nivel nacional sino también la línea del corporativo: las reuniones, los simposios, las mesas redondas, y algunos encuentros, aparte de estos espectáculos, pues en la ciudad de Córdoba ha tenido una acogida bastante interesante. Pasaron unas 5000 personas en estos dos meses y medio.

Pero la expectativa la tenemos puesta a partir de marzo hasta noviembre, que sí que tenemos bastante definido, bloqueado y la mayoría, cerrado, los del 2020, 21 y 22, están más en proceso, todavía.

"Necesitamos un Plan Estratégico del segmento congresual y que los servidores públicos tengan un talante de Estado"

 

¿A que se han comprometido las administraciones con ustedes?, y por otro lado , ¿se ha cumplido el compromiso de las administraciones de promocionar el espacio para atraer congresos cuando se produjo la reapertura, o lo han tenido que hacer ustedes a pulmón y empezar desde cero?

¿A qué se han comprometido las administraciones?, yo creo que aquí lo que falta primero, antes de adquirir ningún compromiso, o exigirle compromiso a la administraciones, lo que toca es poner un poco de orden: dígame qué vamos a hacer en los próximos 18 años en el segmento congresual de la ciudad de Córdoba.

Y eso necesita de tener un talante más de Estado, menos de partido, en el sentido que nos sentemos en una mesa en la ciudad, con los operadores de la ciudad, con el Palacio de Congresos de la ciudad, y con los servidores públicos que haya en ese momento, pero que los que haya dentro de 4 años pues tengan claro que hay un proyecto.

Para eso se necesita, creo yo, un Plan Estratégico del segmento congresual. Antes de ir a pedir un dinero para para promoción, el dinero si se pide y después no está ordenado en que nos vamos a gastar los recursos públicos, creo que sería una falta de respeto por parte nuestra pedirlo, y por parte de ello gastárselo.

Yo creo que aquí lo que hace falta es una hoja de ruta conjunta y común para para decir que es lo que vamos a hacer, en que no lo vamos a gastar... Y yo creo en la promoción, de otra manera. Yo creo que tenemos un producto que el usuario final, el operador, el intermediario, el cliente final, necesita verlo, tocarlo. Creo más en las misiones comerciales inversas que gastarme dinero en un vídeo, en una promoción, que también. Y que al final el Palacio de Congresos se meta dentro de la oferta turística de la ciudad, como no puede ser de otra manera, y que lógicamente los recursos públicos vayan redundando en el Palacio, pero no para una empresa privada, sino que allí convivimos con más de 40 empresas homologadas que son de Córdoba, que trabajan para el Palacio y que cuando hay un evento, lo vivimos de manera transversa, y la actividad económica se reparte.

"De cada 100 euros que llegan por los congresos, el Palacio ingresa solo 8, el resto se reparte entre las empresas de la ciudad"

 

¿Cuanto deja un congreso en la ciudad?, ¿y cuánto les deja a ustedes?, un poco porque se visualice eso que estaba usted verbalizando...

Las cuentas están hechas, y no porque las haya hecho el Palacio de Congresos, sino que están publicadas por los expertos. Y los expertos dicen que en un congreso en un palacio de congresos, de 100 € se quedan 8, y si se hace muy bien, a lo mejor puede quedar 10. El 90 o 92 euros de esos 100 se reparten en la ciudad. En los restaurantes, en las cafeterías, en las empresas de audiovisuales, en las empresas de azafatas, los vigilantes, el mantenimiento. Todo lo que tiene que ver con la actividad que generamos.

Nosotros con esas cuentas, ya hemos hecho nuestro plan de negocio y sale bien, y lo que hacemos es con estos proveedores, que se están homologando voluntariamente en el Palacio Congresos, cada vez que ellos traen un negocio , el Palacio se lo tiene que reconocer económicamente, porque al final ellos son prescriptores.

Y cuando nosotros llamamos a estos operadores, cuando vienen y hacen negocio tienen que pagarlo porque de ahí es donde sale el dinero para pagar el canon que nos hemos comprometido a pagar en el concurso y en el contrato que hemos firmado la administración pública.

El Palacio ha quedado totalmente en el avance de lo más moderno y lo más versátil para poder realizar cualquier tipo de evento...De hecho a usted le hemos escuchado decir en algún momento que el Palacio está abierto a todo, ¿qué preferencia tienen? ¿en qué segmento van a trabajar?

Yo creo que en esto hay mucho complejo, desde el punto de vista de tener la mente un poco estrecha. El Palacio de Congresos tiene que ser un espacio abierto, un punto de encuentro donde tienen que confluir todas las actividades culturales, sociales y empresariales de la ciudad y de fuera.

Y lo mismo que es un punto de encuentro para derramar hacia la sociedad. En cuanto a la versatilidad, no es una cuestión de línea de negocio, la línea de negocio que nosotros tenemos es la congresual , por una parte, que tiene unas acciones concretas a nivel nacional y eso lleva su circuito, su estrategia y sus acciones, y estamos trabajando en ello, de hecho hay cuatro personas trabajando fuera de Córdoba, metiéndonos en el circuito de los congresos.

En la parte corporativa, que es otra línea de negocio, tenemos a dos personas en la zona de Madrid, que están visitando empresas de más de 500 trabajadores para venir a Córdoba a consumir otro tipo de producto, que es el producto de empresa, el producto corporativo, que lo podemos, incluso, apoyándonos con los operadores de la ciudad, podemos empaquetarlo pues con ruta gastronómica, cultural, patrimonial,o cualquier otro tipo de producto de la ciudad.

Después tenemos la parte cultural. Ahí estamos intentando formalizar un acuerdo de gestión cultural integral por parte de una entidad importante, una fundación concretamente, para que toda la programación cultural, vaya avalada por un especialista, aunque haya también una persona dentro del Palacio de Congresos que sea el coordinador o coordinadora de este tipo de eventos culturales.

Después está la parte de espectáculos, que en diciembre hemos hecho un experimento y ha salido más o menos bien. Hemos tenido solo 22 días para promocionar y hemos tenido algunos eventos interesantes, y la mayoría de ellos ha superado el 70% de la ocupación de un plenario o un auditorio de 760 butacas.

Y después están los eventos de producción propia . Nosotros nos vamos a quedar quietos esperando a que venga un cliente...El pez grande no se come el pequeño, sino que más rápido se come al más lento, con lo que nuestra capacidad de ser empresa netamente privada, que no es el caso en el resto de palacios de congresos de España, de hecho hay 92 y sólo hay dos de gestión privada: el de Granada y el de Córdoba, y esta circunstancia nos permite tener muchos eventos de producción propia.

El dueño de cualquier empresa es el cliente, no es ni el inquilino, ni el depositario del edificio, ni el concesionario; es el cliente.

El cliente llega y dice: quiero un evento de 500 personas físicamente en el Palacio, y de 3000 personas a nivel nacional, conectado con cuatro palacios de congresos de España en streaming. Esa versatilidad, se la tenemos que dar al cliente, como hemos tenido hace unos días... Él es el que dice: construyo mi evento y lo quiero hacer de esta manera, nosotros no podemos tener limitaciones , ni complejos a que se puedan celebrar eventos de todo tipo. La ciudad lo necesita, además.

Ana Moreno, responsable de Comunicación del Palacio de Congresos y Juan Salado, adjudicatario, durante la entrevista / Cadena SER

"Córdoba está perdiendo algunas oportunidades por no tener operativa la obra de la segunda fase del Palacio de Congresos"

 

 ¿Para cuándo esperan ustedes la segunda fase?

He visto el últimos días en los medios de comunicación, intentar agilizar los trámites en la Gerencia de Urbanismo, no solo del Palacio de Congresos, sino de otros proyectos que hay en la ciudad. Yo en ese discurso, como concesionario no puedo reclamar, porque estoy dentro del plazo.

Nosotros cuando firmamos un contrato con administración pública, nos dicen que hasta dentro de tres años, nos pueden entregar el edificio, con lo cual si reclamo algo, me pueden decir que estoy en plazo. Ahora, como afectado...

Su opinión sí la tendrá, ¿no?

Sí claro, y además como afectado directo, es que hay 40 empresas que están pendientes de que no se pierda un evento en Córdoba, porque cuando se celebra un evento en Córdoba ellos viven también de ese evento.

Es verdad que en Córdoba en los últimos meses se nos están escapando algunas oportunidades en el Palacio de Congresos por esta limitación, de no tener ese espacio; eso sí lo puedo de alguna manera manifestar.

Así que si tuviéramos un palacio de Congreso con los 5000 metros cuadrados y no con 2500, pues estaríamos hablando de que habría determinados eventos que hoy no se estarían planteando la duda de irse a otra ciudad, sino que estarían bloqueando la fecha y diciendo que se celebran aquí en 2022.

Hay eventos que no se atreven, porque hay una incertidumbre. Todo lo que sea incertidumbre e inestabilidad en cualquier aspecto de la ciudad, genera dudas y el mundo empresarial es muy sensible a las cosas inestables.

Yo confío en que los servidores públicos pondrán los recursos necesarios para este espacio de interés social, o para cualquier otro empresario que quiera acometer su negocio, y poner en marcha un negocio una iniciativa en Córdoba, por que esto ayudará a mejorar las estadísticas que salen publicadas nivel nacional, en cuanto a paro, a renta per cápita de la ciudad de Córdoba. Yo creo que Córdoba la construimos entre todos.

 ¿Entiende usted el retraso?

Yo los plazos... desde el punto de vista técnico, tengan en cuenta que el Palacio de Congresos es un bien de interés cultural (BIC), que es un edificio protegido, que está en un casco histórico, que además es Patrimonio de la Humanidad, esto no es un local comercial en una zona nueva de Córdoba, sino que estamos hablando de un edificio de 5000 metros con unas peculiaridades.

Pedro dentro de eso, yo creo que el interés social debe de primar por encima de las cuestiones técnicas. Las cuestiones técnicas también son una cuestión de sentarse con la voluntad de las personas y decir: vamos a detectar cuál es el problema...si hay un problema en el proyecto, o hay un problema en Cultura, o hay un problema en Urbanismo.

Sentémonos en una mesa, y creo que los servidores públicos ya se han sentado hace una semana; para intentar desatascar todo esto. Pero yo creo que es un tema de voluntad o a lo mejor de recursos, (desconozco, ¿no?), pero evidentemente lo que sí tenemos que ponernos todos en Córdoba es a remar en la misma dirección, para que el Palacio y para que cualquier otra iniciativa empresarial que haya en la ciudad, para que todas estas cosas se desatasquen, y generemos actividad en la ciudad.

"El Palacio de Congresos tiene que ser una empresa tractora y dinamizadora de la ciudad"

 

¿En Fitur qué tal les ha ido?

Fitur para mí es una feria para hacer relaciones públicas, pero no para hacer negocios. Yo tuve la oportunidad en otra etapa de mi vida , cuando mi familia tenía un establecimiento de hostelería, de ir durante 19 años de forma ininterrumpida a Fitur. Conocí Fitur en la Casa de Campo, en el Palacio de Cristal, en los ochenta.

Fitur es un punto de encuentro para hacer relaciones públicas, para contactar con esas personas que durante el año no tienen la oportunidad de hablar, salvo virtualmente, pero yo creo en otro tipo de promoción distinto. Para marca estupendo, pero para tema comercial yo creo que hay otros formatos diferentes. Hay misiones comerciales inversas, con las que se puede traer a la gente aquí.

Yo lo intuía, pero ahora lo estoy viviendo en primera persona. Cuando viene alguien de fuera y entra al Palacio de Congresos por una Capilla del siglo XVI, y se lleva la sorpresa de que hay un edificio allí único en España. No hay otro Palacio de Congresos que esté en la ubicación del de Córdoba, ni que se entre por una capilla, ni que sea un Bien de Interés Cultural, ni que esté en un espacio como el de La Judería de Córdoba que es Patrimonio de la Humanidad: eso no existe en otra parte del mundo, es único en el mundo, pero la sorpresa también se la han llevado cuándo salen del Palacio de Congresos y se encuentran de frente, los muros del Patio de los Naranjos de la Mezquita Catedral de Córdoba.

Eso con los de fuera, y luego con los de dentro, con los locales, nosotros estamos haciendo acciones con los Colegios Profesionales, con los hospitales de la ciudad , con la propia Universidad, con la Confederación de Empresarios, de la que formó parte del comité ejecutivo, y con los sindicatos. También han pasado por ahí casi todos los partidos políticos, (sin foto), se les ha explicado el proyecto porque entendemos que es un proyecto de ciudad, y hoy estarán los que estén, como representantes de las instituciones; pero allí han ido desde la izquierda, izquierda; hasta la derecha, derecha.

Ha ido todo el mundo y se le ha explicado el proyecto para manifestarle que es un instrumento, una herramienta muy importante para la ciudad de Córdoba, y están receptivos.

La relación con el Ayuntamiento en este caso tanto con Pedro García, la conexión que tengo con ellos es de equipo de trabajo.

El mejor comercial de una ciudad tiene que ser su alcalde o su alcaldesa, ya no solo el primer teniente alcalde, que lleva turismo sino que el representante de la ciudad al final, se convierte un director comercial de la marca Córdoba.

Ellos saben perfectamente que tienen las llaves del Palacio, de hecho hay una relación fluida e importante con ellos, y con los que vengan.

Nosotros no tenemos ningún tipo de sello político que nos identifique, la relación con la clase política, con los servidores públicos equidistante, y he dicho anteriormente que a todos se les ha explicado el proyecto; algunos entenderán el proyecto de que se le pueda sacar un rendimiento, otros menos, pero estoy contento la relación existente actualmente con el Ayuntamiento de Córdoba porque nos están tendiendo la mano, me están ayudando en lo que se puede, y nosotros no estamos molestando, en el sentido de que no somos tampoco de un perfil de ir a pedir.

Nosotros normalmente lo que vamos es a ofrecer, y cuando ofrecemos es para hacer cosas juntos. Pero pedir por pedir o aprovechar este espacio, por ejemplo aquí en los medios de comunicación, para estar instalado en la queja permanente, o en la petición permanente, y que los políticos me arreglen el problema, no.

Los empresarios tenemos dos tipos de funciones: la de asumir riesgos, que hay que asumirlos y ponernos a trabajar, y después le exigimos a los servidores públicos, pero primero hay que dar ejemplo y ponerse a trabajar; y en segundo lugar es la función social. Nosotros tenemos nuestro Plan estratégico como puede ser de otra manera, una función social.

El Palacio de Congresos pasa a ser una empresa tractora y dinamizadora del tejido empresarial de la ciudad social.

"No vamos a trabajar con empresas que no sean responsables socialmente"

 

La responsabilidad social corporativa, que se llama...

Sí, pero que no sea teórica en un papel, que sea real, ¿no?. Voy a contar un par de anécdotas. A las empresas que se están homologando nosotros no les exigimos todos estos parámetros. Les exigimos que estén al corriente en la Seguridad Social, que hagan una declaración responsable, que firmen su plan de coordinación de actividad por prevención de riesgos laborales, que me lo van a supervisar los sindicatos, además que he invitado a los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, a que cuando tengamos nuestra plataforma de homologación le echen una revisión, para que si tienen que aportar algo, lo hagan. Para que yo,, de alguna manera cuando vaya a decirle a un proveedor que se homologue, tenga el aval incluso de los sindicatos, además la relación con ellos es muy buena.

¿Cuántas empresas homologadas tienen ya?

Hay unas 44. Decía que con los sindicatos tuve la oportunidad de estar, y me dijeron: te vamos a apoyar, pero te vamos a mirar con una lupa, pues me parece estupendo. Pero es que cuando yo le digo eso a las empresas, les digo : homológuese y pónganse al corriente, pero a parte de esto, háblenme de equidad, igualdad, conciliación familiar y todas estas cosas.

En algunas empresas todavía falta mucho de ese discurso, ¿no?

Sí, pero yo tengo 18 años por delante y creo que tengo una función social, que aparte de ser catalizador económico, que sea un catalizador social, y en esa función en la que estamos.

Hay algunas empresas que no lo entienden, pero nosotros no vamos a trabajar con una empresa que de alguna manera del punto de vista social no esté comprometida, no digo en todo, porque tampoco se trata de que una empresa se convierta en una oenegé, pero que tenga una responsabilidad social de verdad.

Nosotros vamos a llegar un acuerdo, vamos a formalizar una alianza estratégica con PRODE, y PRODE primero se va a homologar y después es que esta alianza estratégica, no es una relación proveedor cliente, es que las actividades complementarias al Palacio cómo puedan ser las azafatas, como puedan ser, la vigilancia, el mantenimiento preventivo; todo lo que tiene que ver con servicios complementarios a la actividad principal de los congresos y de las reuniones, lo van a llevar personas con discapacidad.

Me pueden decir las empresas de azafatas; oiga, ¿ya no me contrata usted a mi? . Sí, claro que sí: vaya usted a PRODE, traiga a dos personas , las inserta usted en su empresa y yo le contrataré sus servicios.

Una empresa de catering, hace dos semanas, hubo un evento y venían diecisiete camareros y dos camareras. Le pregunté al propietario: oye, ¿tú qué opinas de todo esto?. Simplemente no se lo exijo, se lo sugiero, ¿no?. En el siguiente evento vinieron diez camareros y diez camareras.

A mi no me han llamado del Instituto de la Mujer para felicitarme, pero tampoco lo hago para eso. Lo hago de alguna manera, para que el empresario tenga esa función social que creo que hace falta.

Usted que lleva mucha trayectoria empresarial, ¿qué le dicen en casa?, ¿se levanta algún día arrepintiéndose de esa decisión?

No, yo le prometí a mi padre cuatro días antes de morirse, que me iba a quedar con el Palacio de Congresos.

"Mi mano está tendida a todos los operadores de la ciudad. Los que estaban antes, los que están ahora, los que mueven el mundo del turismo y los que quieren trabajar por Córdoba"

 

 

¿Se ha sentido a veces como “gallina en corral ajeno” en este proceso?

No, lo que pasa es que he tenido que hacer una estrategia de silencio durante dos meses, en el sentido de que Córdoba es un poco especial. Cuando alguien dice que va a tomar una iniciativa o destaca en algo, evidentemente hay ciertos perfiles en la ciudad, complicados.

Y sobre todo los perfiles que han estado durante muchos años manejando las piezas del tablero y evidentemente hay gente a la que no le ha gustado. Pero yo creo que todo esto se pasa, es una pataleta, creo que infantil, incluso mi mano está tendida a todos los operadores de la ciudad. Los que estaban antes, los que están ahora, los que mueven el mundo del turismo y los que quieren trabajar por Córdoba.

En el Palacio se va a encontrar la puerta abierta todo el mundo, no se ha vetado absolutamente a nadie. El que quiera trabajar pues estaré encantado de tenderle la mano para que tenga allí su oportunidad, su espacio, porque, en definitiva yo no soy el inquilino de un cortijo, el propietario del edificio, sino que al final soy, el depositario de una responsabilidad, de un reto profesional y empresarial, y cuando me levanto por la mañana, no me levanto a trabajar, yo me levanto a pasármelo bien, y me levanto a un modo de vida, parece que mi objetivo es la cuenta de explotación para que en 18 años me pueda comprar una casa más grande...No, mire usted, no. Yo me planteo esto como un modo de vida, estoy haciendo cosas por mi ciudad, y tengo la oportunidad de estar en esta plataforma tan bonita, tan significativa, tan de proyecto de ciudad, que puedes ayudar a muchas personas.

Gracias por esta entrevista, la primera que concede a un medio de comunicación como adjudicatario del Palacio de Congresos de Córdoba.

Hice una promesa y la he cumplido

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?