Últimas noticias Hemeroteca
EL LARGUERO EL LARGUERO Retiradas las licencias de Felipe Reyes y Facundo Campazzo a petición de los árbitros

Los taxistas suavizan sus exigencias sobre la precontratación y proponen que sea el Ayuntamiento el que la defina

Las asociaciones del taxi rebajan sus propuestas: preparan un nuevo texto que ya no incluye la exigencia de una hora mínima de precontratación y quieren que el Ayuntamiento defina los términos

()

Los taxistas ponen una nueva propuesta encima de la mesa y rebajan sustancialmente sus exigencias. Quieren que sea el Ayuntamiento de Madrid el que defina los términos de la precontratación de los VTC y ya no imponen ningún tiempo mínimo, su línea roja durante las negociaciones. En el texto que van a presentar a la Comunidad de Madrid ya no hablan de sesenta minutos mínimo y ahora se refieren a la precontratación genéricamente, dejando la puerta abierta a que sea la Corporación Municipal la que defina los términos temporales o de distancia. Por lo que también están dispuestos a hablar de precontratación espacial, algo que ya propuso Comunidad y Ayuntamiento en el borrador que presentaron la semana pasada, pero que no aceptaron las asociaciones del taxi.

Se trata de un intento de desbloquear la situación y que sea el Ayuntamiento de Madrid el que regule la precontratación en los términos que considere, tanto temporal como espacial. Aunque para que el Ayuntamiento regule la precontratación, antes la Comunidad tiene que fijar un marco legal que transfiera esas competencias, algo que el gobierno de Garrido ya anunció hacer a través de un decreto exprés que deberá ser aprobado en la Asamblea de Madrid a través de lectura única.

En el texto que los taxistas van a entregar a la Comunidad proponen también que el Ayuntamiento regule los días de libranza de los trabajadores de los VTC o el lugar donde deben permanecer los vehículos para que los llamen. Miguel Ángel Leal, presidente de la Asociación Gremial del Taxi, reconoce que rebajar sus exigencias "es una forma floja de cerrar la crisis", pero ante la negativa del Gobierno de Garrido a seguir negociando, "hemos salvado la línea roja más importante para resolver el conflicto". Aunque no quieren tirar la toalla con la regulación de la precontratación temporal, por lo que van a presentar enmiendas al decreto estatal que regula las VTC y que transfiere esas competencias a las Comunidades y que en este momento está en el Congreso en fase de enmiendas. Las asociaciones del taxi quieren presentar una enmienda a dicho decreto para que se regule la precontratación temporal a nivel nacional.

Mientras tanto, quieren que sea el Ayuntamiento el que regule la precontratación, y no ponen ninguna exigencia como punto de partida y ninguna línea roja: quieren que sea el Consitorio madrileño el que defina si debe ser espacial y temporal y en qué términos.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Transportes explican a la SER que no han recibido ninguna propuesta de los taxistas en las últimas horas y se remiten a las declaraciones del presidente Garrido, que ayer insistió en no regular la precontratación de los VTC y que la responsabilidad para solucionar el conflicto es competencia del Ministerio de Fomento.

Ábalos avisa de que Uber y Cabify dejarán de dar servicio en cuatro años si las Comunidad no regulan su servicio

 

Hoy el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se ha pronunciado sobre el conflicto en una comparecencia en el Congreso en la que ha recordado que el real decreto ley que regula la actividad de los VTC dejó las competencias en manos de las Comunidades Autónomas. "Tenemos el pleno convencimiento de que son las administraciones locales y también las autonómicas quienes conocen las necesidades concretas de cada territorio, de modo que puedan tomar las decisiones más adecuadas para su población", y ha añadido que en Madrid se regula los patinetes, pero no las VTC. El ministro ha recordado que las atribuciones que otorga la ley a las CCAA para regular el servicio de VTC tiene abierto el plazo de presentación de enmiendas, por lo que "aun caben ideas y ocurrencias", y que la ley contempla que las Comunidades dispongan de cuatro años para regular el sector.

"Si las comunidades autónomas no quieren regular, lo único que va a pasar es que dejarán prestar servicio las VTC en su ámbito", ha advertido "Esa es la consecuencia y tienen cuatro años para evitarlo", añadió. Por ello, Ábalos ha llamado a los gobiernos regionales a "ponerse a trabajar" en la regulación de los servicios como los de Uber y Cabify, una cuestión que, además, considera "extremadamente relevante para sus ámbitos y sus territorios".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?