Últimas noticias Hemeroteca

Resiste y gana

Kostas (18). Sábat (17) y Llovet (14) lideraron la anotación obradoirista, muy repartida. Andy Obst, fue baja de última hora

Sábat, Moncho y Vasileaidis, observan la acción de Hlinason, al fondo /

El Monbus Obradoiro salió victorioso del duro choque que ha mantenido en el Multiusos Fontes do Sar contra el UCAM Murcia y que finalmente se ha saldado con marcador de 91-79 favorable a los de Moncho Fernández. El partido siguió el guión esperado, con un Obradoiro concentrado  en no cometer pérdidas de balón (sólo cinco) y tener un buen día en el tiro (46% en T3). Pese a los intentos de irse en el partido un par de veces con ventajas de diez puntos, el UCAM Murcia siempre volvía, pero el último arreón en el postrero cuarto, ya no lo pudo contrarretar el equipo de Sito Alonso que acabó claudicando en A Caldeira.

Este triunfo le concede a los de Moncho Fernández un colchón de tres victorias sobre las plazas de descenso, que sí ocupa el equipo murciano después de sumar, con esta, ocho derrotas consecutivas

Tardó en abrirse el marcador de un encuentro que, no obstante, no arrancó carente de ritmo, ya que ambos equipos propusieron desde el inicio un baloncesto muy intenso, de defensas asfixiantes y transiciones constantes.

El duelo físico planteado por los visitantes propició que el alto ritmo inicial enseguida derivase en una sucesión de faltas que trabó el partido y despertó las iras del público  en protesta por la mayor permisividad con las acciones protagonizadas por el UCAM Murcia. La afición obradoisita sabía lo que había en juego y desde el salto inicial estuvo más en modo caldeira que en otras ocasiones.

Kostas Vasileiadis y Kyle Singler hicieron uso de sus galones y tomaron el testigo anotador de Sàbat para el Monbus Obradoiro, mientras que en el conjunto visitante brilló la hiperactividad de Sadiel Rojas a ambos lados de la cancha y la destreza en la pintura de Emanuel Cate, lo que propició un final igualado del primer período (23-20).

Dos aciertos exteriores de Damjan Rudez y Milton Doyle sacaron del apuro a UCAM Murcia, aunque el verdadero motor de los visitantes en estos minutos fue el base estadounidense Askia Booker, que mantuvo a sus compañeros en la disputa por el encuentro con un surtido repertorio de acciones individuales de mérito.

La tónica del encuentro no varió tras la reanudación, aunque el equipo visitante empezó a acusar la acumulación de faltas personales en sus jugadores, ya que Ovie Soko y Rudez se colocaron a una de la expulsión cuando un dos más uno de Nacho Llovet puso la máxima diferencia favorable a los locales (58-48). Es lo que tiene ir al límite desde el inicio, por mucho que Sito Alonso protestase desde la banda.

No frenó su intensidad pese a ello el equipo murciano, que se colocó a cuatro puntos (62-58) a falta de dos minutos para el final del tercer cuarto apoyándose principalmente en el ímpetu de Milton Doyle y en la pareja defensiva de interiores conformada por un todavía renqueante Luka Mitrovicy Emanuel Cate.

Con una rotación sorpresiva,  el Monbus Obradoiro fue capaz de reaccionar y dos triples anotados, uno por Ben Simons y otro por David Navarro, le devolvieron una mínima renta en el marcador y frenaron momentáneamente los arrestos visitantes.

Los obradoiristas supieron manejarse mejor en los momentos decisivos y una falta sobre David Navarro a falta de tres minutos para el final les permitió irse once puntos arriba (80-69) ante la desesperación del banquillo murciano.

Un esforzado palmeo de Singler fue enseguida contestado en el aro obradoirista por Rudez desde el triple (82-72) y, en la siguiente jugada, UCAM Murcia pasó a estar en bonus de faltas personales, aunque el primer expulsado del encuentro fue Pepe Pozas tras una infracción en defensa.

La diferencia de trece puntos para el Monbus Obradoiro volvió al marcador a falta de dos minutos para el final tras anotar Llovet sus lanzamientos desde la línea de personal (85-72), y, aunque las canastas del UCAM Murcia mantuvieron el duelo abierto hasta el final, los de Moncho Fernández fueron capaces de cerrarlo sin más complicaciones con un resultado final de 91-79.

Con esta victoria, el Obradoiro coge margen y aire sobre el descenso, ahora a tres triunfos, y con la posiblidad de subir la cuenta en Valencia el próximo fin de semana, luego tendrá el parón por la Copa y Ventana FIBA para recuperar jugadores como De Zeeuw o Andy Obst, que no pudo finalmente jugar hoy. El escolta alemán se torció de nuevo su maltrecho tobillo en el entreno de ayer al pisar a Nacho Llovet, y está pendiente de pruebas médicas que dictaminen el tiempo de recuperación.

91 - Monbus Obradoiro (23+25+17+26): Sàbat (17), Llovet (14), Brodziansky (5), Singler (10), Vasileiadis (18), -quinteto inicial- Simons (6), Spires (3), Navarro (10) Hlinason (6), Pozas (2).

79 - UCAM Murcia (20+21+20+18): Soko (7), Tumba (0), Rojas (5), Booker (14), Doyle (14) -quinteto inicial- Urtasun (7), Radoncic (0), Kloof (6), Rudez (9), Mitrovic (5), Oleson (6), Cate (6).

Árbitros: Pérez Pizarro, Serrano, González Gálvez. Expulsaron, por acumulación de faltas, a Pepe Pozas, del Monbus Obradoiro; y a Ovie Soko y Charlon Kloof, del UCAM Murcia.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimonovena jornada de la Liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante 4.970 espectadores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?