Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La fortuna y la racha de Djurdjevic reenganchan al Sporting

La goleada ante el Extremadura evita que los rojiblancos queden de forma casi definitiva en tierra de nadie

Djurdjevic celebra uno de sus dos goles en Almendralejo. /

El Sporting tiró de practicidad para conseguir una victoria crucial y no decir adiós prácticamente a las opciones de pelear el playoff. Hay que admitir que la fortuna sonrió al equipo en un momento crucial del partido, para abrir la lata, aunque para que no quedaran dudas otros dos zarpazos de Djurdjevic (al que se le ha desperado definitivamente el olfato goleador) sentenciaron el partido y pusieron en el luminoso un marcador holgado que, aunque no refleja lo que fue el partido en su totalidad, no admite debate. A que se llegara al escenario final también contribuyó un clásico que no falla: las intervenciones soberbias de Mariño con el 0-0 y cuando el Extremadura apretaba. Gracias a este triunfo el Sporting vuelve a ponerse a cinco puntos del playoff, que siendo bastantes, ya no son tantos. Ahora no se puede dejar de remar.

La suerte hay que buscarla y el Sporting hubo un momento en el que la buscó y la encontró. Fue después de una primera parte equilibrada y tediosa, en la que tantas ocasiones tuvo el Extremadura como el equipo gijonés. De hecho, más claras fueron las llegadas locales. El larguero repelió un remate de cabeza de Borja Granero a la salida de un córner y Diego Mariño evitó un golazo de chilena de Ortuño. Un saque largo del portero sportinguista le sirvió al Sporting su mejor ocasión del primer tiempo, pero Djurdjevic perdonó en un mano a mano con Casto

LaLiga.es

La segunda parte empezó con un susto para el equipo gijonés, ante el que otra vez apareció Mariño, volando para desbaratar un gran saque de falta de Perea que había superado la barrera. Pero a partir de ahí empezó a mejorar el Sporting. Sin excesiva fluidez, había llegadas y un mayor control del partido por parte del equipo de José Alberto López. El debutante Aitor García, que ya había dejado indicios de su calidad y verticalidad desde el inicio del partido, protagonizó la jugada que cambió el encuentro.

Era el minuto 20 de la segunda mitad cuando Cristian Salvador (que protagonizó un notable partido) vio al onubense a su izquierda. Aitor recibió, encaró y disparó. Lo normal hubiera sido que la jugada acabara en saque de esquina, pero el guión lo alteró involuntariamente otro Aitor, precisamente asturiano. El balón golpeó en el defensa y alteró su trayectoria, transformándose en una vaselina que superó a Casto y se coló en la portería del Extremadura. El árbitro le concedió el gol al nuevo futbolista del Sporting, igual que se lo podía haber dado al defensa. Queda, en todo caso, como un dato más para un prometedor estreno del nuevo extremo rojiblanco.

Celebración del primer gol del Sporting. / LaLiga.es

El gol cambió el partido. El Extremadura quedó muy tocado y sin apenas capacidad de reacción. Lo aprovechó el Sporting, que fue hinchando el marcador con dos tantos de Djurdjevic (que ya lleva siete), ambos con asistencia de Nacho Méndez.

Prueba superada y a mirar al viernes, cuando el Sporting deberá afrontar otro test de altura en El Molinón, contra un Osasuna que va al alza y que este domingo volvió a ganar, con otro gol de Rubén García, que será un peligro público en su regreso a El Molinón. No queda otra que ganar para no volver a hacer la goma.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?